Hereditary

Crítica: ‘Hereditary’


Sinopsis

Clic para mostrar

Cuando Ellen, la matriarca de la familia Graham, muere, su familia comienza a descubrir secretos extraños y cada vez más aterradores sobre sus antepasados. Cuanto más descubren, más tendrán que enfrentarse al siniestro destino que parecen haber heredado.

Crítica

Tan enigmática y desgarradora que da canguelo

Hereditary CartelNo conocía el trabajo de Ari Aster, no me avergüenza reconocerlo y de hecho me alegro. Esta es la primera película larga del director y descubrir su estilo y técnica con ‘Hereditary’ me parece la mejor tarjeta de presentación. Sorprendentemente uno se encuentra al navegar en su currículo que hasta ahora todos los cortometrajes que había rodado pertenecen de un modo u otro al género de la comedia. En su opera prima cambia totalmente pues ha creado una película de terror con absolutamente nada de humor, salvo que uno tenga un sentido muy negro de ver las cosas.

Con el caso de ‘Hereditary’ nos puede engañar el tipo de miedo que promete que va a hacer sentir tras ver sus tráilers y cartel. Incluso en sus inicios nos marcan unas pautas que luego no se siguen. Pero igualmente toda la película tiene una técnica invariable que nos pone en tensión, inquieta y aterroriza. Ante todo hay que saber que esta no es una película basada en sobresaltos, que es un filme fundamentado en las emociones, en el desasosiego que genera lo desconocido y en el drama familiar, aunque ofrezca algún que otro susto muy bien traído.

Sucede que la familia protagonista acaba de perder a la abuela. Los Graham son un clan bastante peculiar cuyas rarezas y singularidades nos va desgranando Ari Aster muy mediatamente. Posee tales insinuaciones de genialidad que empieza con una esquela. La de esa matriarca que acaba de fallecer y deja muy tocados a todos sus parientes, no con su muerte sino con la vida tan maniática que les ha hecho vivir. Están tan desgarrados que el drama que nos hacen vivir se convierte en algo casi torturador, tanto para ellos como para nosotros.

Hay multitud de panorámicas, zooms y travellings que nos mueven con sutileza y sin excesiva prisa por la casa en la que sucede prácticamente todo el filme. Unos movimientos de cámara que estando unidos a la excelente puesta en escena nos confunde tanto como a los protagonistas hasta el punto de no saber si estamos viendo una casa de muñecas o un escenario real. Tan drástico e inesperado es además su montaje que pasamos de la noche al día como quien pasa de negativo a positivo una imagen con Photoshop.

Posee una simbología propia de las obras maestras del terror de los años 70. Es un filme muy sugerente, tan amenazador como turbador y enigmático. Pese a ello ofrece pistas más que suficientes para ser entendido y todas las piezas encajan a la perfección, aunque hasta casi su final es difícil averiguar sus pretensiones. A todo ello contribuyen no solo los acontecimientos descritos por el guión, sino también las interpretaciones de unos personajes de lo más desconcertantes. Llaman más la atención los dos roles femeninos principales, los que interpretan Toni Collete y la debutante Milly Shapiro. Dejando al margen ‘El Sexto Sentido’ este me parece el mejor trabajo de la actriz australiana. Sus rostros de horror puro y las escenas tan escalofriantes que protagoniza son tan eficientes que casi sentimos lo que ella. En el caso de la actriz de tan solo 15 años nos causa aversión y no por su peculiar rostro, si no por lo retorcida que es. Si una joven actriz como ella aficionada al anime (como un servidor, no me malinterpretéis) y cuyo primer debut teatral fue el musical de Matilda ha conseguido intimidarnos o desconcertarnos así en su primer largometraje no nos queda otra que quitarnos el sombrero.

Los sonidos introducidos en la película, ya sea por artificio, por su banda sonora o por los propios actores son una parte muy significativa a la que no hay que restarle nada de importancia. Antes de impactarnos con algunas de sus escenas está el trabajo de música de Colin Stetson, quien ya estaba inmiscuido en otros perturbadores trabajos como ‘La llegada’.

A los amantes del género de terror les va a entusiasmar ‘Hereditary’. Entre el público general seguramente no se genere tanto el retorcido romance por esta película. Quizá es demasiado aclaratoria en su afán de no dejar ningún cabo suelto, tal vez habría dejado un poso total a Polanski , Friedkin o Brian de Palma si hubiese abandonado a la imaginación alguno de sus detalles. Incluso aquellas personas conocedoras de determinadas particularidades que se muestran sabrán qué es lo que se avecina, pues hay una «base real» para todo el filme. Pero aún así te mantiene prendido hasta el final con el ansia de pasarlo mal y de obtener respuestas.

Ficha de la película

Estreno en España: 22 de junio de 2018. Título original: Hereditary. Duración: 126 min. País: EE.UU. Dirección: Ari Aster. Guion: Ari Aster. Música: Colin Stetson. Fotografía: Pawel Pogorzelski. Reparto principal: Toni Collete, Gabriel Byrne, Alex Wolff, Milly Shapiro, Ann Dowd. Producción: PalmStar Entertainment, Windy Hill Pictures. Distribución: DeAPlaneta. Género: terror. Web oficial: http://www.hereditarylapelicula.com

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y comiéndose las de otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.