Way down

Crítica: ‘Way down’


Sinopsis

Clic para mostrar

El Banco de España es completamente distinto a cualquier otra entidad financiera. Un banco absolutamente inexpugnable. Un banco que nadie ha podido robar, del que no hay planos, no hay datos, ni hay nadie vivo que sepa qué ingeniería faraónica se utilizó hace más de cien años para construir su cámara acorazada. Un auténtico misterio…

Pero ni las leyes de Estado ni las leyes de la física asustan a Thom Johnson (Freddie Highmore), el brillante y joven ingeniero reclutado para averiguar cómo quebrar el secreto para acceder a su interior.

El objetivo es un pequeño tesoro que va a estar depositado en el banco solo diez días. Diez días para descubrir el secreto de la caja, diez días para urdir un plan, diez días para preparar el asalto, diez días para aprovecharse de un plan de fuga irrepetible, cuando la esperada final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica reúna a cientos de miles de aficionados a las puertas del mismísimo Banco de España… Diez días para alcanzar la gloria… o para acabar en prisión.

Crítica

No inventa nada nuevo pero robará vuestro interés

Cuando uno habla de Jaume Balagueró enseguida piensa en terror. Películas como ‘Los sin nombre’, ‘Darkness’ y por supuesto ‘[REC]’ le colocaron en lo más alto del género en España y exportaron su nombre más allá de nuestras fronteras. Pero bien es cierto que es raro verle alejado de las historias de terror, aunque una de sus mejores obras, ‘Mientras duermes’ es un drama intenso termina siendo algo terrorífico y estremecedor. Casi por primera vez, si olvidamos el documental sobre los triunfitos, el director se embarca en un thriller.

Way downUna película de suspense y acción que tiene sabor hollywoodiense. No es solo por su reparto internacional, sino porque está muy bien rodada al estilo norteamericano. Los planos, el sentido del espectáculo, el ritmo, la música, la puesta en escena… En ese sentido la factura de ‘Way down’ no tiene nada que envidiar a películas como ‘La trampa’, ‘The italian job’ u ‘Ocean’s eleven’.

‘Way down’ es un filme que nos cuenta como unos cazatesoros intentan recuperar lo que creen que es suyo. Encuentran un tesoro en aguas españolas que les es requisado por las autoridades y piensan recuperarlo a toda costa. El problema es que ese descubrimiento queda bajo la custodia del infranqueable Banco de España. Más de ochenta años lleva sin ser violada la seguridad de este edificio, protegido al máximo y con un mecanismo acuático que podría ser fatal hasta para ladrones como el mismísimo Arsene Lupin. De ahí que en países angloparlantes se haya presentado con otro título en inglés, ‘The vault (La bóveda)’, haciendo alusión a la famosa cámara subterránea del céntrico edificio madrileño.

En poco tiempo varias han sido las ficciones que simulan un atraco a esta entidad. Es casi inevitable que esta película acabe siendo comparada con ‘La casa de papel’. Pero es también muy cierto que la verosimilitud o por lo menos la fidelidad de escenarios está mucho mejor lograda en ‘Way down’. Se emplean muy correctamente localizaciones de Madrid, contando por supuesto con sus calles más céntricas. Es muy reconocible el interior del Instituto Cervantes que por razones obvias ha tenido que servir para imaginarnos las entrañas del Banco de España.

Eliminamos por supuesto toda la parafernalia de nombres en clave, máscaras, metralletas… Este es un robo más sutil que no va tan a saco. Pero la verdad es que ciertos símiles con la serie de Netflix tiene. Personajes variados, un agente de la ley que les olfatea como un perro rabioso, discrepancias entre los miembros del equipo y un cerebro que saca el plan adelante. Al fin y al cabo son elementos comunes en las películas de ladrones.

‘Way down’ nos habla de pasiones. Pasión por los retos, pasión por el dinero, pasión por el subidón de adrenalina, pasión por la roja… Balagueró no duda nunca en lanzar sus dardos y mientras el pueblo disfruta de su opio mundialista él se cuela por debajo para robarnos. En unos tiempos en los que las tecnologías se antojan como la herramienta para solucionar cualquiera de nuestros problemas él y todo el equipo de guionistas de la película abogan por el ingenio y las sencillas ideas que hacen eficientes el resto de factores. “Las grandes cosas surgen de las pequeñas”, como dicen los propios personajes en latín.

Way downPara mi este es el buen Balagueró. La historia es de lo más convencional y se resuelve también de un modo que no deja de ser un cliché. Pero el ritmo y la ambientación hacen de ‘Way down’ algo disfrutable. Eso y el reparto en el que nos encontramos como protagonistas a un Freddie Highmore del cual ya sabíamos que habla español, pero aquí, para sorpresa de muchos y de los propios personajes de la película demuestra tener mejor castellano que actores con raíces españolas, como Jean Reno. Junto a él Liam Cunningham, nuestro Davos, ejerciendo de nuevo de marinero buscavidas. Y actores españoles como Astrid Bergès-Frisbey, Luis Tosar, José Coronado o Emilio Gutiérrez Caba que cierran un gran reparto.

A muchos directores les cuesta salir de cierto tipo de cine en el que se ven cómodos, pero Balagueró ha demostrado saber capitanear cualquier tipo de barco y además en la marea que se le ponga por delante.

Ficha de la película

Estreno en España: 12 de noviembre de 2021. Título original: Way down. Duración: 118 min. País: España. Dirección: Jaume Balagueró. Guion: Rowan Athale, Michel Gaztambide, Andrés Koppel, Rafa Martínez, Borja Glez. Santaolalla. Música: Arnau Bataller. Fotografía: Daniel Aranyo. Reparto principal: Freddie Highmore, Astrid Bergès-Frisbey, José Coronado, Liam Cunningham, Luis Tosar, Famke Janssen, Sam Riley, Emilio Gutiérrez Caba, Axel Stein, Hunter Tremayne, Julius Cotter, James Giblin, Craig Stevenson, Daniel Holguín. Producción: Telecinco Cinema, Think Studio, Mediaset España, Movistar+. Distribución: Sony Pictures. Género: acción, thriller. Web oficial: https://www.telecinco.es/t5cinema/way-down/12712/

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Furanu

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.