Power Rangers

Crítica: ‘Power Rangers’


Sinopsis

Clic para mostrar

Cinco jóvenes estudiantes van a descubrir que no sólo su pequeña ciudad, Angel Grove, sino todo el mundo está al borde de la extinción por una amenaza alienígena. Elegidos por el destino, los jóvenes pronto descubrirán que son los únicos que pueden salvar el planeta. Pero para poder lograrlo deberán superar sus diferencias y unirse como los Power Rangers antes de que sea demasiado tarde.

Crítica

Los rangers metamorfosean su tono a uno adolescente con un planteamiento infantil.

Power RangersLa Saban vuelve a la carga con su adaptación de los héroes japoneses de los setenta. En esta ocasión los Power Rangers regresan con unas pintas que mezclan la estética de Iron Man con un tarje de motero.

Pese a que de niño yo era más seguidor y defensor de los Bioman he de decir que me han entretenido más estos nuevos Power Rangers que los de la versión norteamericana de los noventa. Aunque alcance dos horas de duración la película engancha pero se acumulan muchas pegas, no basta con hacer retroceder tu mente a unos años atrás. Hay que picar y entrar en la dinámica planteada para no desbordarse con los muchos sin sentidos del filme. Desde luego el patrón a seguir está fijado por el esquema que marcaron los episodios de la serie pero aquí nos encontramos con varias cosas que o bien no tienen explicación o bien cuesta creer. Escenas con saltos no explicados, personajes que aprenden idiomas por arte de magia, cambios en la mecánica de la metamorfosis… Todo resulta demasiado casual o conveniente para poder seguir narrando la historia o introducir elementos, como sucede en muchas obras para el público infantil. Pero ojo, no me ha parecido un largometraje idóneo para los más pequeños, aunque tampoco se queda lejos de ese rango de edades.

Esta nueva adaptación llega con muchísimo más presupuesto que la que vimos en el 95. Nada más y nada menos que 100 millones de dólares, cercano al de películas como ‘Watchmen’. Seguro que Bryan Cranston o Elizabeth Banks tienen buena parte de culpa de esta cifran tan abultada por que el CGI, por ejemplo, no da muestra de grandes inversiones de dinero. ‘Power Rangers’ no tiene unas imágenes generadas por ordenador  tan malas como el del original, pero cojea en unos cuantos aspectos. No llega a tener esos efectos especiales deficientes de los que hacían alarde todas las series Tokusatsu pero si se le ve el truco en más de una ocasión. Su diseño de producción y de vestuario, mucho menos colorista y más adulto, resulta muy caótico y cuesta diferenciar detalles. Eso sí, las formas de los robots están justificadas, recordando bastante a ‘Transformers’, además el megazord aparece de un modo bastante épico.

Power RangersParece obligatorio buscar también la risa del espectador, aunque en este caso está justificado. Dean Israelite (‘Project Almanac’) ha cuidado los toques de humor para conferir a su versión un tono gamberro y despreocupado, como le gusta al público imberbe de ahora. El hecho de que se haga más énfasis en los dramas personales que en las habilidades que destacan a cada uno remarca más la intención de llegar a un público casi adulto o de entretener a los que vieron esta serie cuando eran niños. Todos los protagonistas comparten algo, que se sale de los cánones del cine infantil, como es el dramón de situación familiar que les convierte en incomprendidos o rebeldes.

Estos nuevos rangers son unos personajes  y actores con diferentes niveles de carisma que han sido vistos en series y películas de gran éxito, sobre todo entre los jóvenes. El robot Alpha 5 (doblado por Bill Hader) es el más cómico, contrastando con el dramatismo del Zordon de Bryan Cranston. ‘Power Rangers’ tiene un poco de todo, aunque predomina el carácter desenfadado de las aventuras adolescentes de hoy en día. Aquellos que vayan con una mente en modo infancia a verla podrán pasar por alto las sobreactuaciones, el guión cargado de falta de información y las inconsistencias.

Cierto es que comienza muy a lo ‘Chronicle’, tiene varios momentos sentimentaloides y los héroes no aparecen con los trajes hasta que no queda media hora de película. Pero al menos se hace amena y el último tramo tiene mucha acción. Y como ahora gusta eso de introducir referencias, ‘Power Rangers’ ha usado las suyas. Por eso los más fans reconocerán algunas, sobre todo el cameo de dos actores o una alusión a otra gran franquicia en esto de los mechas, ‘Transformers’. Si sois muy seguidores o esperáis que esta película continúe como saga no os perdáis la escena postcréditos.

                                                                           Ficha de la película                                               

Estreno en España: 7 de abril de 2017. Título original: Power Rangers. Duración: 123 min. País: EE.UU. Dirección: Dean Israelite. Guión: John Gatins. Música: Brian Tyler. Fotografía: Matthew J. Lloyd. Reparto principal: Dacre Montgomery, Naomi Scott, RJ Cyler, Ludi Lin, Becky G., Elizabeth Banks, Bryan Cranston, Bill Hader, Matt Shively, Cody Kearsley, David Denman, Robert Moloney, Anjali Jay, Sarah Grey, Morgan Taylor Campbell, Caroline Cave. Producción: Lionsgate, Saban Entertainment. Distribución: eOne Films. Género: ciencia ficción, aventuras. Web oficial: https://www.powerrangers.com/

¿Nos compartes el contenido?

Acerca de Furanu

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Crítica: ‘Power Rangers’