Crítica: ‘Por los pelos’


Sinopsis

Clic para mostrar

Quedarse calvo sigue siendo un trauma para muchos hombres. A nadie le gusta perder el cabello, especialmente en un mundo en el que la superficialidad, la imagen y el marketing son tendencia. Juanjo es un pusilánime cuarentón, casado con una mujer aficionada a los retoques estéticos. Sebas es un hombre encerrado en “el armario” de los calvos, cuyo peluquín tiene que competir con el “pelazo” de la nueva pareja de su ex, a las que sus hijas empiezan a llamar papá. Y Rayco es un joven cantante de reggaetón cuyo problema capilar se traduce en menos seguidores y menos conciertos.

La solución a la alopecia, que era algo prohibitivo para muchos, Turquía lo convirtió en accesible para todos con su turismo capilar low cost. Hasta allí viajarán Juanjo, Sebas y Rayco, embarcándose en una aventura en la que descubrirán que su problema no está tanto encima de su cabeza, como dentro de ella.

Crítica

Una mofa de los problemas del primer mundo, del homo digitalis y de las modas healthy

Por los pelosChistes de calvos. Por los pelos parece hacer uso del leitmotiv de un programa de televisión de los noventa en el que participan Arévalo, Barragán o Chiquito de la Calzada. En esa línea va ‘Por los pelos’ y no lo digo a malas pues a lo que quiero aludir es a una época en la que no se criminalizaba el humor sin límites. No me mal interpretéis, esta no es una película faltona, ni irrespetuosa, ni con chistes negros, es una comedia con la que se puede reír uno de y con los prejuicios o los cánones sociales. La superficialidad se pone en tela de juicio y los tópicos son explotados a más no poder.

Metáforas, alegorías, juegos de palabras fáciles, refranes populares… Cada dos por tres tenemos un “te podrás soltar la melena” o “no tiene pelos en la lengua”, y la verdad es que a pesar de tanto tópico la película no carga. En buena parte es porque hay una buena cadencia de gags de todo tipo y también porque casi todo el reparto está gracioso, sobre todo en los casos de Nené (que me sigue pareciendo todo un descubrimiento), Leo Harlem (en su línea) o Antonio Pagudo (que le veo en un momento dulce) y con la excepción de Eva Ugarte que no acaba de engatusarme, me pasó igual con su trabajo en ‘El juego de las llaves’. Mención especial al manager despiadado y tiburón interpretado por Jesús Vidal.

‘Por los pelos’ va de tres hombres que por un motivo u otro viajan a las famosas clínicas turcas de implante capilar. “Si hay gente que se pone pechos porque no vamos a hacer nosotros esto” dice acertadamente el personaje de Tomy Aguilera. Pero la fachada es solo la antesala de una serie de temas que afectan a la autoestima de cada uno. Esta comedia plantea tres personajes con tres problemáticas distintas a las de tener más entradas que un macrofestival veraniego. Está el que vive supeditado a la opinión de sus followers reggetoneros, el que se ve apartado de la vida de sus hijas y el que está sometido a los deseos o anhelos de su esposa. Más allá de una crisis de los cuarenta o de un estigma social están tres asuntos que deben resolver y eso también da pie a la comedia pues pone en tela de juicio esos pequeños problemas que nos creamos en el primer mundo al dar tanta importancia a las redes sociales o a las calorías de la comida, por ejemplo.

Picasso, Churchill, Góngora, Dwayne Johnson, Darwin, Sócrates… Calvos ilustres sin complejos y con un gran alarde de autoestima. El hábito no hace al monje y el cliché se puede romper con suma facilidad. “Love is in the hair” podría decir una versión de la canción de John Paul Young, pero esta película clama porque con o sin pelo podamos ver a la misma persona.

A ‘Por los pelos’ le juega una mala pasada enredarse tanto al final. En su cierre pierde algo de gracia ya que además se pone moña, como casi todas las comedias de manual, introduciendo su final dulce, aunque aviso que hay algún que otro revés al respecto. Es agradable que durante la película, pese a que no se perciba acidez ninguna, se haga una parodia del mundo del reggaetón o de la cultura del envase, como acierta también a decir el personaje de Leo Harlem, que al igual que en sus monólogos hace una defensa por los valores tradicionales y sin complejos.

El maquillaje, pese a estar bien realizado nos hace ver un poco “caraconos” a los tres protagonistas. No obstante nos terminamos fijando poco porque como decía hay buen ritmo de gracietas y la trama va saltando de un personaje a otro. Esto es habitual en la filmografía Nacho G. Velilla autor de ‘Villaviciosa de al Lado’, ‘7 vidas’, ‘Aida’, ‘Feos’ o ‘Perdiendo el norte’. Me sorprende no haber tenido aquí a alguno de sus habituales como Javier Cámara o Carmen Machi, será cosa de agenda.

Ficha de la película

Estreno en España: 12 de agosto de 2022. Título original: Por los pelos. Duración: 106 min. País: España. Dirección: Nacho G. Velilla. Guion: Nacho G. Velilla. Fotografía: David Omedes. Reparto principal: Carlos Librado “Nene”, Antonio Pagudo, Tomy Aguilera, Amaia Salamanca, Eva Ugarte, Alba Planas, María Hervás, Leo Harlem, Jesús Vidal. Producción: Atresmedia Cine, Atresmedia, Buendía Estudios, Crea SGR, Felicitas Media, Microinjerto Producciones, Movistar Plus+, Producciones Aparte. Distribución: Warner Bros. Pictures. Género: comedia. Web oficial: https://www.warnerbros.es/peliculas/por-los-pelos-una-historia-de-autoestima

¿Nos compartes el contenido?

Acerca de Furanu

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Crítica: ‘Por los pelos’

  • William chacon

    Vaya peliculón!!!
    Una de las que jamás vería…
    Acudo al cine con mi hija de 9 años en plan pasar un grato domingo en el cine y tal…veo en cartelera esta peli ; tiene buena pinta en plan de coña , familiar, bien!..
    ATENCIÓN!! ATENCIÓN!
    No apta para todo público.
    Escenas de: sadomasoquismo, masturbación explícita, sexo oral ,
    Un desorden sexual visual y con un menos de edad viéndola …vaya cara de mi hija Flipando!! Al salir del cine le he pedido disculpas por ver esta película….
    Y en la sala habían niños menores que mi hija unos de 7 años …
    Este director y guionista llamado Nacho G velilla es un desprestigio para el cine español.