Star Wars 33

Reseña: ‘Star Wars’ nº 33


Argumento

Clic para mostrar.

La galaxia vive una época convulsa. Aunque el malvado Imperio Galáctico sigue demostrando su poderío, las tropas de la Alianza Rebelde no cejan en su lucha por la libertad.

Por su lado, Luke Skywalker sigue intentando descubrir cuál es su destino. Siente la Fuerza, pero carece del entrenamiento necesario para convertirse en caballero jedi. Cuando la doctora Aphra le propone que la acompañe a la Ciudadela de Ktath’Atn para reactivar un artefacto que contiene la consciencia de un antiguo jedi, Luke acepta. Una vez allí, a pesar de estar asediado por parásitos telepáticos, el joven consigue superar el control que uno de ellos pretende ejercer sobre él y, con ayuda de la princesa Leia, líder de la Rebelión, libera a la gente de la ciudadela y de la población que la rodea.

Aun así, el peligro persiste, dado que los parásitos supervivientes no son los únicos que quieren dar caza a Luke y a Leia…

Reseña

Los Skywalker codo con codo y poco más.

Star Wars 33Está bien reiniciar un poco la historia hasta cierto punto y retomar a los personajes, pero asusta el arranque tan flojo que vemos en el número 33. Volvemos de la Ciudadela de los Gritos cargados de emociones y regresamos al formato tradicional de la serie con treinta y dos páginas y menor precio pues ya se acabó el crossover. ‘Rebeldes a cielo abierto’ es el título de esta grapa para la nueva etapa que ha escrito como siempre Jason Aaron. Las siguientes no tendrán el mismo nombre como acostumbramos, los capítulos irán cambiando de tagline.

Este número ha sido una aventura de Luke y Leia, prácticamente un one-shot que puede que no tenga relevancia más adelante. Ocurre cuando ambos aún no sabían que eran hermanos y su única familia adoptiva había sido asesinada por el único familiar directo vivo que les quedaba, su padre y su Imperio. Se han visto perdidos durante mucho tiempo en una isla, no solo en medio del mar si no en todo el universo. Esto ha dado margen para que se sinceren y se cuenten historias que ni conocían el uno del otro ni nosotros sabíamos de ellos. Pero hablar no es lo único que hacen si no que trabajan en equipo al más puro estilo de ‘La piel fría’ defendiendo su posición y no precisamente contra los seres de las profundidades que conocen. Una aventura que esperemos que no quede en agua de borrajas. Por cierto, no, no es este aún el número en el que vemos a Aura Garrido dibujada en Star Wars de la mano de Larroca, aún nos quedarán unos cuantos hasta que lleguen esas viñetas.

Las tintas de Larroca y los colores de Delgado siguen en su línea. Aunque por supuesto han tenido que cambiar de tonos pues la historia así lo dicta ahora. Las criaturas acuáticas casualmente tienen cierto parecido con la película que os comentaba antes. Pero recordemos que el filme se estrenó en octubre y este cómic lleva publicado en Estados Unidos desde septiembre, no es más que una casualidad.

En cuanto a la portada la verdad es que no hay muchas pegas que encontrarle. Se ha encargado de ella Mike Mayhew. Ya os hablamos de él y de su relevancia cuando nos correspondió escribir sobre el número 15 de la serie. En esta ocasión no ha llenado tanto la página con el personaje pero si ha recreado una escena que nos transporta a una parte muy representativa de la historia que hemos leído. Le tendremos presente hasta el número 37, es decir durante todo este arco argumental. Para el próximo número tanto la última página de este como la portada que nos adelantan nos prometen una aventura con Lando Calrissian y Sana Starros. Habrá que esperar al 16 de enero.

Ficha del cómic

Guionista: Jason Aaron. Dibujante: Salvador Larroca. Color: Edgar Delgado. Portada: Mike Mayhew. Editorial: Planeta Cómic. Datos técnicos: 32 págs., grapa, color, 16,8 x 25,7 cm. Publicación: noviembre de 2017. Precio: 2,50€.

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y comiéndose las de otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *