ultimos-dias-en-la-habana

Crítica: ‘Últimos días en La Habana’


Sinopsis

Clic para mostrar

Centro Habana, el corazón de la Habana de hoy. Miguel (45 años) sueña con huir a New York. Mientras espera un visado que nunca llega, trabaja como lavaplatos en un restaurante particular. Diego (45 años) sueña con vivir. Postrado e inmóvil por el SIDA, libera toda su energía desde el estrecho camastro del cuarto más pequeño del solar. Mientras Miguel le da la comida a Diego, vamos descubriendo que ambos viven juntos como si fueran la noche y el día. Diego es gay, positivo, luminoso, Miguel es asexual, negativo, oscuro. Diego es el héroe, Miguel el antihéroe. Pero entre ambos existe una amistad contradictoria e indestructible, sostenida por un pasado compartido del que sólo ellos conocen sus secretos.

Crítica

Tristeza, esperanza y vida es lo que nos da ‘Últimos días en La Habana’

ultimos-dias-en-la-habanaFernando Pérez nos trae una gran crítica hacia la vida en Cuba, pero mostrándonos lo mejor que tiene, su gente.

Diego y Miguel, dos amigos que no son nada el uno sin el otro, Diego, es un hombre con unas ganas terribles de disfrutar y vivir al cual se le está escapando la vida por culpa de su enfermedad. Miguel, su compañero, es un hombre muerto en vida que lo único que hace es cuidar de su amigo y esperar su visado para los Estados Unidos.

Con estos dos personajes, se nos adentra en los problemas que hay en Cuba y en la propia Habana. Sus casas casi destruidas nos muestran la pobreza de la ciudad, pero a la vez, entre esas casas vive gente llena de vida y música. También se nos muestra como los que no están de acuerdo con el régimen son apestados por la sociedad.

Uno de los puntos a favor de la película es la manera en cómo está dirigida y presentada, la historia va pasando según pasan los días, vemos como los protagonistas viven sus vidas como buenamente pueden y esto hace que todo sea muy real.

A mitad de película se nos presenta a la sobrina de Diego, que viene dispuesta a todo para quedarse con la herencia de este, Yusisleydis nos muestra como es el futuro de Cuba, pues con ella entran  jóvenes más, que no tienen verdadera importancia en el filme, pero que hace que veamos las distintas opciones que barajan los jóvenes cubanos, unos optan por estudiar y marcharse, otras en tener familia y dejar todo.

Esta manera de narrar los acontecimientos, sin dar importancia a nada, pero realmente contando todo, es algo que hace que la película se haga muy amena, en un momento, sin darte cuenta, te sabes el pasado de cada uno de los protagonistas y el por qué de su actual situación.

Aunque solo tengo una cosa que objetar y es el discurso final, no quiero decir mucho más, pero me sacó por completo de la película, está bien lo que cuentan en él, pero creo que no fue una buena solución para el final.

‘Últimos días en La Habana’ no sería lo mismo sin sus actores protagonistas, Jorge Martínez y Patricio Wood dotándola de fuerza, vida y esperanza . La joven actriz Gabriela Ramos fue ganadora de la Biznaga de Plata a la Mejor Actriz de Reparto por esta película en el Festival de Málaga y ciertamente bien merecido, está arrolladora.

La banda sonora, la fotografía, todo hace que nos adentremos en Cuba, en ese mundo tan distinto al nuestro, pero lleno de gente tan buena y con tantas ganas de vivir como nosotros. Sin duda alguna muy recomendable la visión de ‘Últimos días en la Habana’.

Ficha de la película

Estreno en España: 7 de abril. Título original: Últimos días en La Habana. Duración: 93 min.  País: Director: Fernando Pérez. Guión: Fernando Pérez y Abel Rodríguez. Fotografía: Raúl Pérez Ureta. Reparto principal: Jorge Martínez, Patricio Wood, Gabriela Ramos. Producción: Coproducción Cuba-España, Besa Films, Instituo Cubanodel Arte e Industrias Cinematográficos (ICAIC), Wanda Visión S. A.  Distribución: Wanda Visión Género: Drama Web oficial: www.wandafilms.com/site/sinopsis/ultimos_dias_en_la_habana

¿Nos compartes el contenido?

Acerca de Vicky Carras

Editora. Curiosa por naturaleza, lo que la llevó a indagar en la Historia y aprender de ella. La cultura lo es todo para ella, pues sin cultura, no seríamos lo que somos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.