Gran Hotel Abismo

Reseña: ‘Gran Hotel Abismo’


Argumento

Clic para mostrar

En un mundo situado en un futuro no muy lejano, donde el neoliberalismo se ha convertido en religión de Estado, asistimos a una especie de danza de Shiva que representa la ley de conservación de la violencia de la que hablaba el sociólogo Pierre Bourdieu. La disimulada violencia institucional y estructural de los mercados financieros aliados con el Estado da paso a una violencia espectacular que ocupa las calles y plazas sembrando el caos y trastocando el orden social.

Reseña

Abrir estas páginas puede abrir muchas mentes.

Gran Hotel AbismoLas intenciones de Prior y Rubín con este relato son claras. Solo hay que leer la dedicatoria del dibujante al final del cómic para captar el carácter enfurecido, indignado y acusador de su obra. Seguro que todos conocéis este Hotel Abismo en el que todos podemos sentirnos alojados y muchos niegan haber visitado. Los autores lo ilustran para todos aquellos que no lo hayan visto aún. ‘Gran Hotel Abismo’ es ciencia ficción y tiene un dibujo caricaturesco, pero eso no evita que tenga reacciones realistas y naturales.

Esta es una crítica a la sociedad de consumo, al neoliberalismo, a la comercialización masiva del arte y sobre todo al sistema que otorga el control de nuestras vidas a las multinacionales. Presenta una gran cantidad de caricaturas a personajes o marcas famosas. Al igual que en la vida real, recibimos la información a través de noticiarios, pero estos nos notifican noticias hilarantes, como salidas de El Mundo Today, es decir, que alguna podría colar como real. Es por eso que esta es una historia tremendamente actual, aunque se ubique en un posible futuro.

El guión gruñe ante la desigualdad socioeconómica. También reivindica el arte como medio de protesta y de herramienta para orquestar cambios. La ficción se materializa en este libro como un elemento indispensable para mantenernos cuerdos y evadirnos. Aunque contradictoriamente todo comienza con violencia. Pero no hay solo agresión física, también y en su mayoría, muestra la violencia comercial que nos rodea. Refleja una crispación que en nuestro país no ha llegado a explotar. Puede que los autores no pidan este desenlace ni esta solución pero si la presentan como algo inminente.

Gran Hotel AbismoLa temática política es la principal protagonista. Pero sí que hay un personaje principal que sirve como detonante de una historia que ya arranca en nuestra propia realidad. Pero es solo una chispa o un animador que incendia todo, no se profundiza en su trasfondo, seguramente por no desviar la atención del mensaje principal. No obstante, para mayor riqueza del cómic habría gustado saber algo más de nuestro nuevo enmascarado.

Resulta también impresionante composición y el montaje de las páginas. Nos transmiten multitud de sensaciones, buenas o malas, pero todas ellas claramente planificadas por los autores. Viñetas, cajetines y fondos nos asaltan por todas partes para que no nos perdamos nada, incluso a pesar de la vorágine que es el conjunto del cómic. Todo ello muy cinematográfico, desde la planificación de las viñetas hasta el formato en que se ha impreso. Esta publicación se ha lanzado en apaisado, como si estuviésemos ante nuestro televisor con modo panorámico a 21:9, en el cual, se retransmite una trepidante historia.

David Rubín no nos da tregua, tenemos continuos splash page, a veces a dos páginas. Nos vuelve a enamorar con su particular y único estilo de dibujo. Unos bosquejos tan arriesgados y rompedores como el guión de Prior. Cargado de multitud de detalles que nos traen a otro gran protagonista: las nuevas tecnologías. Redes sociales, píxeles, ruido en la imagen, colores saturados… todo ello da fuerza al carácter actual de esta historieta. Y como el propio Rubin indica, la obra respira mucho DK2.

Me aventuro a decir que entre los guiños presentes Rubín ha introducido a Sigfrido, el dueño de ‘La tetería del oso malayo’. Pero buscad pues hay más referencias y citas. En las páginas finales tenemos como extra una explicación, casi a modo de auto-entrevista, sobre cómo se creó todo ese cómic. Seguro que los cajetines os recuerdan al estilo de nuestro logo pero es una mera coincidencia.

Ficha del cómic

Guionista: Marcos Prior. Dibujante: David Rubín. Color: David Rubín. Editorial: Astiberri. Datos técnicos: 120 págs., cartoné, color, 29x20cm. Publicación: noviembre 2016. Precio: 24€.

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.