macarena gómez

Mesa redonda con Macarena Gómez


Entre “La que se avecina”, cortos, largometrajes y otros proyectos que están por venir Macarena Gómez ha realizado un pequeño, pero no irrelevante, papel en “Secuestro” la película de Mar Targarona protagonizada por Blanca Portillo, Antonio Dechent y Marc Doménech entre otros. Su personaje es el de una embarazada que se ve en una encrucijada entre el amor y la moral. Hemos aprovechado la ocasión para poder entrevistarla y conocerla más a fondo.

Cuéntanos un poco cómo te has preparado tu personaje, ¿Cómo te has preparado a Raquel?

Huy pues me lo ha preguntado mucha gente y tampoco tenía mucha complejidad. Yo creo que es uno de los más sencillitos de los que he hecho de mi carrera. Ya sabéis que no es un personaje trastornado psicológicamente, ni con un trauma ni con nada así. Una chica humilde cuyo mayor conflicto es dudar si creerse la versión del marido o no, luego ver si traicionar al marido o traicionar sus principios. No tenía mayor dificultad que esa a la hora de preparármelo. No me he ido a documentarme, a hablar con mujeres de personas acusadas de algún delito, para nada…

Es algo tan sencillo como llevártelo a tu terreno. Así es como nos preparamos los personajes lo actores. Si un día tienes que hacer de que se te ha muerto un familiar y nunca se te ha muerto ninguno… pues no sabes cómo se siente como se muere. Pero si te acuerdas del día que se murió tu perro. Es de estas veces que dudas de si contarle a tu amiga lo que sabes o no sabes. ¿sabes?

Se agradece que te venga así un personaje más tranquilo después de haber hecho otros más locos…

Si, ya me apetecía leerlo, quizá por esa normalidad o sencillez del personaje. O sea leerlo, interpretarlo, estar en la película. Si es cierto que los personajes pequeños, cuando haces secundarios en películas son muy difíciles porque careces de información. El personaje es lo que dice en el texto, en el guión. El guión te va dando lo que dices, tu eres lo que dices, se va viendo los pensamientos el personaje según lo que dices y haces. Cuando tienes un personaje con tan poca información es más difícil construirlo, tienes que tirar de tu imaginación, puedes construirlo y equivocarte… Tienes que construirlo a base de una información que no tienes. Es más complicado. Muchas veces es más fácil hacer un protagonista. Porque en el guión se dice cómo es el protagonista, para un secundario te dan muy poca información.

macarena gómez Un tema muy importante en la película es el de la maternidad. Pero otro también muy presente es el de la delincuencia. ¿Crees que a pesar de que tu personaje sea secundario se las tiene que ver, y mucho, con esos dos temas?

Lo importante de mi personaje es que da una información, que hace que la película de un giro brutal.

Te parece entonces que es algo que aporta más al argumento de la película, no al tema en sí.

Ah vale vale. No al tema de la película no… Es que antes me preguntaron si me parecía que era una película sobre mujeres. Y no, es una película que va sobre corrupción y sobre como una persona haría cualquier cosa con tal de… pasaría por encima de cualquier persona por salvar o por intentar descubrir quién ha hecho daño a su hijo. Independientemente de si eres un hombre o una mujer. Pero mi personaje no aporta nada al tema de la delincuencia, está ahí para dar un giro a la película.

¿Habrías tomado en la vida real la misma decisión que en la película? ¿O crees que estaría preparada para tomar esa decisión?

No sabría decirte. Claro, como nunca me he encontrado en esa tesitura o en una situación de decir “digo la verdad, me la callo, o traiciono a la persona a la que amo…”. Me pasa muchas veces cuando veo películas que digo “yo si hubiera dicho la verdad”. Como nunca me he visto en esa tesitura no sabría cómo reaccionaría. Pero sí que antes, que me preguntó un compañero tuyo, le dije que quizá yo al final todos hemos recibido… vivimos en un país donde se nos ha dado una educación cristiana y entonces el tema del arrepentimiento, el pecado… estos conceptos cristianos están como muy inherentes a nosotros. Por mucho que digamos “yo no soy creyente” pero seguro que muchos pensamos “que mal he hecho esto, no se debe hacer…”. Creo que yo quizá ante todo antepondría mis principios morales ante cualquier otra cosa.

¿Agobia más preparar un personaje como el tuyo en la película o pensar que realmente esa gente puede existir?

Estar dentro del personaje no me agobió mucho, lo hice en tres días. Es mucho más agobiante pensar que hay personas sin tener recursos para poder defenderse ante la justicia. Igual que el caso del chico que hace de protagonista que tiene el aparato para escuchar. Le pregunte si su padre era sordo y me dijo que sí. Y le dije que porqué él no lo tenía “porque es muy caro y ha preferido ponérmelo a mí” me dijo. Claro con eso se te cae el alma al suelo. Es una grandísima pena que haya gente que no tiene recursos para defenderse ante la sociedad, la injusticia…

Tienes un personaje que es intenso, dramático. Pero creo que eres más conocida como actriz de comedia, por la serie y tal. ¿En qué personajes te encuentras más cómoda?

Yo creo que la gente de la calle, el público, me conoce más por la comedia por “La que se avecina”. Pero luego a lo mejor, gente más de tu entorno, del entorno profesional, no se vosotros, me conoce más por cine. ¿En qué género me encuentro más cómoda? No lo sé. Yo en ese aspecto soy un poco chaquetera (risas). Cuando llevo mucho tiempo haciendo comedia quiero hacer drama, cuando llevo tiempo haciendo drama digo “quiero hacer comedia”. Según el momento de mi vida en el que me preguntéis diré que quiero hacer una cosa u otra.

macarena gómezSi es cierto que la comedia en mi es algo innato, la chispa esta de ser andaluza… La chispa, el duende para hacer comedia lo tienes o no lo tienes. Yo creo que la comedia no se aprende, o tienes el duende, la chispa… Es algo natural intuitivo, la pausa que tienes que hacer entre la frase de un compañero, la acción y tu reacción… es algo que no se aprende. Con el drama vas a tener tus técnicas y tus trucos para encajar en tu interior el personaje y todo eso. Pero a mí me gusta mucho el drama. Supone más un reto para mí, ver una cosa nueva que yo desconocía. A veces los personajes son como una catarsis. Disfruto mucho haciendo drama.

Considero que este personaje que he hecho es de los menos dramáticos. Me decían que era un personaje muy sufrido. No por Dios, yo no veo que sea tan sufrido. No lo he querido llevar por el sufrimiento. Lo podría haber hecho más dramático pero la directora no me ha dejado (risas). Yo es que soy muy visceral y entonces a todo le pongo mucha pasión.

No dejas de enlazar un proyecto con otro. Acabas de rodar “Pieles” ahora estrenas esta película. ¿Cómo defines el momento que vives?

En el fondo creo que esta racha de trabajo que estoy teniendo la tengo desde hace unos añitos ya, no creas que ha sido “Musarañas” y esto. Compagino mucho, hago mis dos películas al año, mi serie de televisión, mis ochenta mil cortos de por medio… Lo compagino bastante bien. Llevo haciendo eso muchos años eh. Lo que pasa que para el cine parece que suena más porque se escucha más en los medios, lo sacáis más a relucir.

Llevas muchos años así y la maternidad no te ha frenado, sigues con el mismo ritmo.

Pero yo te voy a decir una cosa. En el mundo hay muchas madres, ser actriz y madre no es distinto a ser… cajera y madre. Más complicado es ser cajera a lo mejor o médico y madre. Lo mío no tiene ningún mérito, tu madre lo ha hecho y muchas madres han compaginado maternidad con trabajo. A mí me hace muy feliz trabajar con lo cual voy a seguir compaginándolo toda mi vida. Para mí el trabajo es fundamental para mi ánimo espiritual, para mi salud mental y física. Necesito trabajar, me gusta mucho y lo compagino como cualquier otra madre.

¿Qué proyectos tienes ahora?

Voy a rodar una peli, pero yo hasta que no la haga… Voy a rodar peli, pero toco madera. Estoy contenta porque se avecina trabajo. Tengo la décima de la que se avecina y me han salido unas cuantas películas, sí. No voy a contar algo no vaya a ser que luego no salga la película y entonces…

pielesYo tengo curiosidad por “Pieles” y tengo ganas de saber si tiene algo que ver con “La hora del baño”, si es continuación… o con “Eat my shit”.

“Pieles” lo escribió Eduardo a raíz de “Eat my shit”. ¿Lo habéis visto? La historia de una chica que tiene un ojete por boca… A raíz de ese corto decidió escribir un largo en el que hay cinco historias y en cada historia hay un protagonista que es una persona con algún defecto físico. A raíz de cada personaje con esa deformación física se crea una historia. Yo soy la chica de una de las historias. Si le preguntas a él que qué pretende con esto te dirá “que nada, que lo hace por qué le da la gana”.

Dirá que “viva la mierda” como suele decir.

Si, que viva la mierda. Dirá que la sociedad es mierda. Pregúntaselo a él que pretende.

¿En qué te basas para elegir un proyecto? ¿Qué tiene que tener para que tú digas este si o este no?

Mira yo creo que estas actrices que te dicen “es que me ha llegado al interior…”. ¡Es mentira! Porque no te llegan veinte guiones al mismo tiempo que no sabes qué película hacer. Eso te lo puede decir a lo mejor Julia Roberts. A veces puede ser que te coincidan dos o tres películas en la misma época y tienes que elegir. Pero a mí me ha pasado con cortometrajes. Yo le doy mucha importancia a los cortos porque hago muchísimos y he aprendido mucho de los cortos, mis amigos son cortometrajistas y he hecho mucho cine a raíz de los cortos. Sí que llega un momento en que digo, este personaje no que ya lo he hecho y me da igual que el cortometraje me lo proponga un director de prestigio a que me lo proponga un alumno de segundo de la ECAM. Si me gusta el guión… Más que nada si el personaje me aporta algo nuevo. Si ya lo he hecho puede ser que no, pero si me aporta algo nuevo sí que lo hago. Normalmente no me baso en si me gusta el guión o en quien sea el director, si no si creo que voy a aprender algo haciendo mi personaje. Que vaya a suponer un nuevo reto para hacerlo.

Volviendo a Secuestro. ¿Has llegado a ver la película? Que sé que muchos actores no las ven o tardan en hacerlo.

No…

Te quería preguntar por algo que tienen todos los personajes, incluido el tuyo. Es que todos tienen claroscuros, no son o blanco o negro.

¿Te refieres a la fotografía?

No, al matiz o la personalidad que tienen los personajes.

O sea que hacen dudar al espectador. ¿Pero me quieres decir que eso te ha gustado o no te ha gustado?

A mi ese aspecto me ha gustado.

Entonces quiere decir que es muy interesante. Normalmente cuando el espectador ve una película se posiciona de parte de uno. Yo soy de las que me enfado viendo películas. Creo que es muy interesante que te mantenga siempre como…

Claro, sin hacer spoilers, el personaje de Blanca me ha recordado un poco en ese sentido al Walter White de “Breaking bad”.

Calro. Ala, que piropo que te recuerde. Si quizás tienes razón. Es que como no la he visto no sabría decirte. Al principio mi personaje quiere defender a su marido a toda costa, pero luego me doy cuenta que no, que la verdad por encima de todo, ha de primar por encima de todo.

Y no sé hasta qué punto, con tu personaje, te has llegado a plantear eso de… yo no haría esto porque yo no soy así…

Hay una cosa fundamental y es que lo actores nunca podemos juzgar a nuestros personajes. Imagínate, a mí me ha tocado hacer de todo. Asesina, neonzai, prostituta, yonki… si los juzgas no los haces. Cualquier persona que sea muy malvada también tiene su punto de humanidad. Tú tienes que humanizarlos a todos, no juzgarlos. Siempre te aferras a cualquier experiencia que hayas podido tener por muy pequeña o poco similar que sea. Haces una cosa que es la sustitución. Por ejemplo, nunca he tenido que decidir si traicionar a mi marido o contar a la policía la verdad. Pero alguna vez tu madre te ha preguntado “¿Oye ayer tu hermana rompió un plato?” y tu te debates ante la duda de si decirle o no. Esas pequeñas experiencias son las que luego trasladas a la hora de hacer tu personaje. No sé si me he explicado bien.

Muy bien si ¡muchas gracias!

A continuación, tenemos fotografías del día de esta entrevista, durante el cual, se presentó la película en Madrid con todo el equipo.

Las fotografías han sido realizadas por Francisco J. Tejeda White. Todas las imágenes proceden de nuestro perfil de Google Photos y están protegidas con copyright, si deseáis que os enviemos alguna podéis solicitarla en nuestra sección de contacto.

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.