Crítica: ‘Señor, dame paciencia’


Sinopsis

Clic para mostrar.

Cuando la mujer de Gregorio, un banquero muy conservador, muy del Madrid y muy gruñón, fallece repentinamente, éste se ve obligado a cumplir su última voluntad: Pasar un fin de semana con sus hijos y sus parejas en Sanlúcar de Barrameda para esparcir sus cenizas en el Guadalquivir.

Aquí es donde empiezan los problemas para Gregorio, ya que su hija Sandra está casada con Jordi, un catalán muy culé, que quiere llevar a su futuro nieto a un colegio bilingüe catalán-inglés en Barcelona, y al que el patriarca, por supuesto, no soporta. Su otra hija Alicia, está saliendo con Leo, un hippy anti-sistema al que Gregorio tampoco puede ni ver  y Carlos, su hijo pequeño, con el que lleva seis meses sin hablarse desde que salió del armario, se presenta  con su novio Eneko, un vasco de origen senegalés, un yerno que Gregorio jamás imaginó tener.

Este viaje multicultural pondrá a prueba la tolerancia y la capacidad de perdonar de una familia tan disfuncional como cualquier otra, en el que tendrán que aprender a aceptarse los unos a los otros, con sus virtudes y defectos.

Crítica

Divertida road movie en la que un padre tiene mucho que aprender.

señor-dame-paciencia-portadaUna película de Álvaro Díaz donde la tolerancia y la familia son las protagonistas.

La estupenda elección de los actores y la química entre todos ellos hacen de esta película una historia muy real.

‘Señor, dame paciencia’, nos trae personajes muy estereotipados, pero para nada exagerados, que nos muestran la realidad del día a día en un mundo con tantas culturas distintas.

Gregorio es un padre muy español y madridista hasta la muerte, que quiere mucho a su familia pero no les comprende para nada e intentan siempre que sean como él quiere. Una desgracia hace que tengan que marchar al sur de España con sus tres hijos y sus respectivos cuñados, así parece todo sencillo, pero cuando uno de sus cuñados es catalán hasta la medula, el otro es gay, vasco y negro y el tercero un perroflauta, hace que la vida de Gregorio se complique bastante.

Divertida manera de ver un drama familiar, distintos episodios cotidianos explicados de manera sana y natural, siempre con el humor por delante. Álvaro Díaz hace que todo sea normal, que nos acostumbremos a lo que tenemos si no queremos perder a nuestra familia, ese es el verdadero mensaje de la cinta.

El reparto escogido, como he dicho antes, es estupendo, Jordi Sánchez hace el sufrido padre, el cual tiene que aprender bastante de la vida y de sus hijos. Eduardo Casanova, Megan Montaner y Silvia Alonso son los respectivos hijos, los cuales hacen tanta piña que bien parecen hermanos de verdad. La química entre Megan y Silvia es increíble.

Bore Buika, Salva Reina y David Guapo son los cuñados, de este trío el único que no está a la altura es David Guapo, al cual se le nota la falta de tablas como actor, pero su personaje es el que más guerra le da a su suegro.

En el reparto tenemos también a una estupenda Rossi de Palma, el modelo Andrés Velencoso que poco a poco va adentrándose en el mundo del cine y un enorme Paco Tous.

La película realmente gana gracias a su reparto, creo que sin esa química y toda la naturalidad que muestran para nada sería igual.

Sin duda una comedia fresca para el verano, amena y sin muchas pretensiones, simplemente divertir.

Ficha de la película

Estreno en España: 16 de junio. Título original: Señor, dame paciencia. Duración: 91 min. País: España. Director: Álvaro Díaz Lorenzo. Guión: Álvaro Díaz Lorenzo. Fotografía: Valentín Álvarez. Reparto principal: Jordi Sánchez, Megan Montaner, Eduardo Casanova, Silvia Alonso, Antonio Dechent, Paco Tous, Salva Reina, Diego París, Boré Buika, David Guapo, Rossy de Palma, Andrés Velencoso. Producción: Atresmedia Cine, Canal sur Televisión, Maestranza Films. Distribución: Warner Bros Pictures. Género: Comedia. Web oficial: https://www.warnerbros.es/cine/se-or-dame-paciencia

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Vicky Carras

Editora. Curiosa por naturaleza, lo que la llevó a indagar en la Historia y aprender de ella. La cultura lo es todo para ella, pues sin cultura, no seríamos lo que somos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *