Crítica: ‘Fireworks’


Sinopsis

Clic para mostrar

Un día de verano que se repite una y otra vez…

Vacaciones de verano en una ciudad costera. Después de que se celebre el festival de fuegos artificiales, Nazuna se trasladará a otro instituto como consecuencia del nuevo matrimonio de su madre. Nazuna trata de convencer a Norimichi para que se escape de la ciudad con ella, sin embargo, a causa de su madre, él se convierte en un simple observador y no la ayuda. Agobiado por el pensamiento de que debería haber actuado de forma diferente, Norimichi lanza una misteriosa bola al mar y regresa milagrosamente al momento en que Nazuna le hizo la propuesta. ¿Qué destino les aguarda a Norimichi y a Nazuna al final de un día que se repite una y otra vez? Cuando los fuegos artificiales alcancen el cielo, ocurrirá un milagro…

Crítica

Conceptos relativistas para una película relativamente enigmática.

FireworksAunando a dos directores como Nobuyuki Takeuchi y Akiyuki Shinbo autores de películas como ‘Ponyo en el acantilado’, ‘El castillo ambulante’ o ‘Puella Magi Madoka Magica’ y haciéndoles trabajar en un estudio de animación japonés como Shaft que lleva deslumbrando con su estilo propio desde 1975 se ha adaptado de nuevo la telenovela de Shunji Iwai, ‘Fireworks’. Esta vez en animación y bajo el guión de Iwai y Hitoshi One (‘Bakuman’) se ha pretendido realizar una versión más moderna y compleja. El resultado es una una cinta vistosamente más artística, trabajada en su argumento, en ocasiones confusa en sus formas, hortera en algunas partes y desigual en su ritmo, perdiéndose en su tramo final.

Es una historia de amor adolescente en la que podemos sentirnos identificados ya que seguro que encontramos momentos que hemos vivido. Sabe animar muy bien esos instantes de vergüenza, confrontación o arrepentimiento por los que pasa un púber al acercarse a su primer amor. Por eso es muy significativo que esta sea una película en la que el poder cambiar el tiempo sea una baza importante. Pero aunque se trate un tema tan limítrofe a nuestros sentimientos y esté basada en una telenovela no nos topamos con una película sensiblera, no es un romance pasteloso. Es una aventura costumbrista y veraniega con momentos más o menos interesantes, personajes satélite graciosos y momentos icónicos para guardar en la retina.

Uno de sus problemas deriva de que a diferencia de la novela original los personajes no son niños, son estudiantes de secundaria y han ganado picaresca. Esto se nota en alguno de los chicos pero sobre todo en que ha hecho que la protagonista femenina gane una carga erótica que se desmarca demasiado del resto de sus compañeros. Al menos están doblados en su versión original por Mamoru Miyano o Yûki Kaji, los cuales son conocidos por sus voces en ‘Death Note’ y ‘Ataque a los titanes’ o ‘Gantz’ respectivamente.

De lo que trata ‘Fireworks’ es del poder de decisión de alguien, de la suerte de tener la posibilidad de ver qué pasaría si tomase decisiones diferentes o pasasen cosas distintas. La realidad se ve alterada en esta película y los fuegos artificiales sustituyen a las ondas de agua en el ejemplo del estanque que nos explica las leyes de la relatividad y los efectos espacio-temporales. El protagonista es capaz de producir esas famosas ondas gravitatorias que predijo Einstein y que abren la puerta a diversos universos, a los cuales accede con tan solo un simple ¿y si…? Esto me devuelve a la tediosa película de Hong Sang-soo ‘Ahora si, antes no’, un filme en el que un protagonista conocía a una chica y pasaba un día con ella. La cuestión es que la segunda hora de película veíamos exactamente el mismo día pero con sustanciales cambios producidos por decisiones diferentes del protagonista. Eso sucede en ‘Fireworks’ pero de un modo más fantasioso y con mucho más compás y humor.

Fireworks Confusa es la forma en cómo se mezcla la animación realizada por ordenador, no hay buena armonía. El equipo de animación de la película se ha recreado en animaciones 3D de exteriores e interiores de edificios. Mayormente ha concebido elementos con planta circular como faros o escaleras de caracol cuyo recorrido puede asociarse al ambiguo concepto humano del tiempo. Sobre todo dominan las escenas de molinos eólicos, de esos que tanto hemos exportado desde España a Japón y que aquí representan las agujas de un reloj que avanza lentamente a lo largo de un único día de película.

La constante aparición de estos molinos y otros elementos van sumándose a una pila que al final se hace algo grande y que se termina derrumbando. ‘Fireworks’ se desequilibra y pierde el norte justo en su clímax, abandona su cadencia y entra en una dinámica y tono que no le favorece, no al menos para lo que prometía culminar. No obstante los últimos minutos no le restan méritos a una película visualmente muy lograda y con conceptos muy trabajados.

Ficha de la película

Estreno en España: 20 de abril de 2018. Título original: Uchiage Hanabi, Shita Kara Miru ka? Yoko Miru ka? (Fuegos artificiales ¿Los vemos desde abajo o desde un lado?). Duración: 90 min. País: Japón. Dirección: Nobuyuki Takeuchi, Akiyuki Shinbo. Guion: Hitoshi Ône, Shunji Iwai. Música: Satoru Kôsaki. Fotografía: Rei Egami. Reparto principal (doblaje original): Suzu Hirose, Masaki Suda, Mamoru Miyano, Takaku Matsu, Shintaro Asanuma, Toshiyuki Toyonaga, Yuki Kaji, Shinichiro Miki, Kana Hanazawa, Michiko Neya, Nobuo Tobita, Takahiro Sakurai, Mitsuru Miyamoto, Fumihiko Tachiki. Producción: Shaft. Distribución: Selecta Visión. Género: romance, animación, drama, fantástico, remake, adaptación. Web oficial: http://uchiagehanabi.jp/

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.