chewbacca 3

Reseña: ‘Star Wars: Chewbacca’ nº3


Argumento

Clic para mostrar

Chewbacca es uno de los personajes clásicos más queridos. Amigo y compañero fiel de Han Solo.

Ahora, Marvel ha decidido otorgarle protagonismo absoluto en su nueva etapa comiquera.

 

Reseña

Un wookiee viene a verme.

chewbacca 3Llegamos al tercer número de cinco y seguimos sin pistas sobre la misión personal de Chewbacca. Habrá que asimilar que en esta miniserie no se va a desvelar el motivo de su temporal separación de la Resistencia y solo vamos a ver una aventura en el planeta Andelm. El peludo personaje sigue convertido en el peluche gigante de Zarro, la niña que quiere salvar a su padre. En este número se le muestra más sumiso de lo que acostumbra a ser, no solo él, sino todos los de su raza, parece algo poco digno de un guerrero de Kashyyyk. La joven protagonista no sabía ni que era un Wookiee pero parece entenderle a la perfección. Al menos vemos que el villano no va a ser solo el gánster Jaum, sino también el Imperio.

Podemos asumir que es definitivo el hecho de que la única herramienta de los autores para mostrar el estado de Chewbacca sean las respuestas de Zarro. Sus expresiones faciales continúan siendo irregulares, en la mayoría de viñetas no nos transmiten algo coherente con lo que ocurre.

Al igual que en la anterior ocasión, y como ocurrirá con el resto de números, la portada es de Phil Noto, el dibujante de esta serie. Este artista está también involucrado en la nueva serie de Star Wars sobre Poe Dameron. Su dibujo no es malo, ni de lejos, pero resulta bastante cartoon. Si no fuese por el lenguaje mostrado en alguna frase podríamos decir que esta es la más infantil de las colecciones publicadas recientemente sobre Star Wars.

Ficha del cómic

Guionista: Gerry Duggan. Dibujante: Phil Noto. Editorial: Planeta Cómic. Datos técnicos: 32 págs., grapa, color, 16,8×25,7cm. Publicación: septiembre 2016. Precio: 2,5€.

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.