(des)encanto2

Impresiones de la segunda temporada de ‘(Des)encanto’


El mundo de Utopía no remonta y sigue lleno de sobriedad

El pasado viernes 20 de septiembre pudimos volver a Utopía, el reino en el que viven los personajes de ‘(Des)encanto de la mano de Netflix, con 10 nuevos episodios de unos 20 minutos cada uno. La serie de Matt Groening tiene bastantes altibajos y eso hace que al final vayas perdiendo el interés por lo que ocurre en Utopía.

Volvemos con la princesa Bean donde la dejamos, embarcada en un largo viaje en la búsqueda de su verdadero destino, pero como siempre, no se lo van a poner fácil y pronto ve que las cosas no son lo que parecían y una serie de circunstancias harán que tenga que embarcarse en distintas aventuras en esta nueva temporada.

Seguimos el mismo formato antes visto, la serie tiene una continuidad gracias a su historia central, pero mientras tanto vamos viendo cortas aventuras en los distintos episodios. Por desgracia ocurre como en la primera temporada y es que aunque tenemos humor en la serie, es muy sobrio y está totalmente desaprovechado.

Lucy y Elfo vuelven a la palestra y como siempre ambos son los platos fuertes de toda esta historia. Lucy con su toque canalla y Elfo un buenazo que poco a poco va convirtiéndose en un elfo bastante gruñón y un tanto siniestro.

Tenemos episodios para todos los gustos, donde vemos trolls, un mundo steampunk e incluso una nueva reina para el padre de Bean, el cual nos muestra una vez más sus curiosos gustos para las mujeres. Además el tema feminista vuelve a aparecer cada vez que dan de lado a Bean por ser mujer, la cual sigue con su vida de vividora.

Una de las cosas que sigue estando estupenda es la animación, moderna y vistosa nos sigue dando diseños muy chulos de los personajes y de este mundo medieval. Además en uno de los episodios podemos ver, como he mencionado anteriormente, un mundo steampunk que está bastante curioso.

Al igual que en la primera temporada, volvemos a tener un final demasiado abierto para todos los personajes. Me encantaría deciros que espero con ganas la tercera temporada, pero ya me he llevado un chasco con ésta al ser tan floja. Ojalá la tercera remonte y el humor ácido y crítica que veíamos en ‘Futurama’ sea el verdadero protagonista de la serie.

Quien sabe, quizá a la tercera sea la vencida y estemos encantados con  ‘(Des)encanto’, pero de momento sigue teniendo las mismas carencias que tenía en los anteriores 10 episodios, una serie bastante sosa y desaprovechada.

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Vicky Carras

Editora. Curiosa por naturaleza, lo que la llevó a indagar en la Historia y aprender de ella. La cultura lo es todo para ella, pues sin cultura, no seríamos lo que somos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.