Dragonball Super 3

Reseña: ‘Dragonball Super’ nº 3 / nº 214 Serie Roja


Argumento

Clic para mostrar

Sigue la edición nostálgica de la nueva etapa de Dragon Ball por Toyotaro. Han pasado unos meses desde la trepidante batalla de Goku y los suyos contra el monstruo Bû. Y, ahora entra en liza un poderosísimo ser… ¡Un dios, nada menos!

Reseña

Marcando la diferencia.

Dragonball Super 3Si estás leyendo estas líneas y creciste en los 90, seguro que te acuerdas de esas mañanas en las que te levantabas más temprano de lo habitual solo para poner Antena 3 y ver ‘Dragonball Z’ antes de ir al colegio. En mi caso particular, he llegado a ver la serie en una vieja televisión en blanco y negro, cedida por mi abuela, para que pudiese ver ‘Dragonball Z’ en mi habitación nada más levantarme.

Si nos subimos a la máquina de Trunks y retrocedemos un poco más en el tiempo remontándonos al invierno de 1990, cuando ‘Dragonball Z’ se emitía en Telemadrid por las tardes marcándonos para toda la vida con la mítica saga de ‘Freezer’… os encontraréis con un par de puntos débiles en la serie que tanto hemos venerado desde entonces: el relleno podía llegar a ser insoportable y la calidad del anime dejaba que desear si lo comparábamos con el manga. ¿Y cómo nos dábamos cuenta? Con los cromos (sacados de fotogramas de la serie) comparándolos con nuestra serie roja original.

En ‘Dragonball Z’ la calidad  de la animación se notaba en las películas (alcanzando su época de máximo esplendor en películas como ‘Fusión’ o ‘El ataque del dragón’) así que seguramente las grandes partidas de presupuesto estaban destinadas a los largometrajes. Ese error se corrigió con ‘Dragonball Kai’ (remasterización de ‘Dragonball Z’) donde se dio un lavado de cara a la serie y se eliminaron los odiosos capítulos de relleno.

En ‘Dragonball Super’ ha pasado exactamente lo mismo que en ‘Dragonball Z’. La calidad visual no es la misma que en películas ‘La batalla de los dioses’ o ‘La resurrección de Freezer’ y también hay episodios de relleno. Pero hay capítulos que son verdaderas joyas visuales: llenos de emoción, combates, giros de guion y Kame-hames… y los capítulos de relleno intentan profundizar en personajes secundarios como Krilin, Ten Shin han, Yamcha… Una vez leído el manga, el anime lo disfrutaréis mucho más… como una verdadera versión extendida del manga, pero no en el mal sentido, si no como un visionado complementario.

Con este tercer numero de ‘Dragonball Super’ serie roja, el manga de esta nueva etapa marca su senda independiente al anime, convirtiéndose  en el material de referencia para los fans de ‘Dragonball’, estableciendo las bases de la serie, ampliando la mitología original y atando cabos no resueltos hasta ahora. La calidad del dibujo sigue siendo digna de Toriyama, aunque no lo dibuje. Se mantiene ese humor que ha conseguido que ‘Dragonball’ se diferencie del resto. Se nos presenta por fin un nuevo universo desconocido lleno de posibilidades (al final de la saga de Bu creíamos que lo habíamos visto todo) en una mezcla entre tradición y modernidad.

Pero no todo son ventajas con el manga de ‘Dragonball Super’. Uno de los efectos secundarios de comprar mensualmente ‘Dragonball Super’ es que ya te animas a completar colecciones de manga que tienes casi por acabar. Eso en el mejor de los casos. En el peor te llevas todo el merchandising que se te cruza por delante.

Entre las colecciones que he aprovechado para ir completando están ‘Alita, last order’ o ‘Naruto’. Menciono estas colecciones porque es importante para que os hagáis una idea de las ventajas del formato de ‘Dragonball Super’ serie roja. Haciendo cuentas a ojo parece que sale más económico esperarse unos meses y comprarse el tomo recopilatorio de ‘Dragonball Super’ que comprarse los números sueltos en formato serie roja pero cuando me dispuse a leer mi botín de vuelta a casa me di cuenta de algo muy curioso.

Cuando termino de leer el tomo de ‘Naruto’ y me dispongo a leer ‘Dragonball Super’ serie roja me siento como si pasase de ver una película en un móvil a verla en el cine.

El formato, ‘mon amie’, es un puntazo a su favor en comparación con el tamaño de los tomos que suelen editar en otras series de acción como ‘Naruto’ o ‘Bleach’. Porque en este numero 3 tendremos nuestra ración de combates épicos.

La ilustración de portada tiene una composición clásica con un personaje misterioso ocupando el fondo y con un Son Goku a tamaño completo en pose de combate. La contraportada (y el interior) está plagada de merchandising de ‘Dragonball’ ,Akira Toriyama y alguna que otra obra más. Seguimos esperando a ver si se animan en la editorial a un correo de los lectores. Aunque sea por nostalgia.

GUION

Akira Toriyama nos lleva por fin por territorios inexplorados. El efecto es parecido al leer el principio del manga de ‘Dragonball Z’. Nos rompió los esquemas de ‘Dragonball’ ¿Os acordáis? Piccolo no era un demonio, era un extraterrestre, al igual que Goku y descubrimos que tenía familia, se nos presentaba un universo tan rico como el de ‘Star Wars’, nuevas bolas de dragón, conocíamos el ‘más allá’, a deidades como el Sr Kaito… en el tercer numero de ‘Dragonball super’ serie roja ocurre exactamente lo mismo con respecto a lo que pensábamos que era ‘Dragonball Z’

Se podría decir que los dos primeros números funcionan como prólogo de la serie y como conexión al final del manga original. Pero ya estamos en el primer capítulo. Se explica el porqué del nombre de la serie (y no es por ‘super-saiyan’ ) y como ya he mencionado en la introducción, se amplía la mitología original y se atan cabos no resueltos hasta ahora (suponemos que gracias a su discípulo y dibujante oficial de ‘Dragonball Super’, Toyotaro, que seguro que se lo habrá pedido con la solemnidad japonesa habitual) Este tercer numero conecta con la precuela de ‘Dragonball’ ‘Jaco, el patrullero galáctico’ (si eres fan ahora sabes que es de obligado cumplimiento comprarlo y leerlo) y goza de un perfecto equilibrio entre humor y acción. Pasamos al siguiente arco argumental, totalmente novedoso (nada que ver con las dos películas) con un reto que gustará a los fans que ya creíamos que habíamos tocado techo en la serie.

Por último un guiño para los lectores adultos de ‘Dragonball’ y que se posiciona contra el supuesto machismo de la serie. Akira Toriyama no se rinde a los tiempos políticamente correctos que vivimos, si no que revela un despiste suyo y en el que nunca había caído (‘papa Tori’ siempre ha confesado improvisar sobre la marcha en cuanto al guion) Una pista: por lo que hemos podido ver en los últimos capítulos del anime en japón… ¡las chicas son (muy) guerreras en ‘Dragonball Super’!

DIBUJO

En cuanto al dibujo, obra de Toyotaro, sigue siendo muy fiel al estilo Toriyama,y en lo que respecta a las escenas de acción es donde se toma la libertad de innovar en la planificación de las viñetas y las coreografías superandose en cada combate. Podréis disfrutar de dos combates épicos. El primero lleno de nostalgia y el segundo totalmente novedoso.

Son Goku y Vegeta aparecen con los uniformes de combate creados expresamente para ‘Dragonball Super’. Se aprecia una evolución en los trajes de combate aparecidos en ‘Dragonball Z’. Se han modernizado y se nota que han pensado en aspectos como la comodidad y el pragmatismo.

DIFERENCIAS CON EL ANIME

En el tercer numero de ‘Dragonball Super’ se marca la diferencia con respecto al anime. Lo normal es que el anime surja del manga. En ‘Dragonball Super’ ha ocurrido al revés. Tanto ‘La batalla de los dioses’ como ‘La resurrección de Freezer’ sirvieron para comprobar si todavía existía un público y si las nuevas generaciones responderían bien.

Por eso se ha respetado el formato de ‘La resurreccion de Freezer’ y lo podremos disfrutar en papel tal y como se concibió originalmente: como anime cómic, en el cual el ‘Super-saiyan Blue’ se disfruta gracias al efecto digital que en el manga lamentablemente no se puede replicar.

CONCLUSIONES

Después de un primer capítulo que rinde tributo a la nostalgia y de un espectacular segundo numero, ya podemos decir que el manga de ‘Dragonball Super’, con su capítulo 3, marca la diferencia con el anime, y también con el manga original. El manga de ‘Dragonball Super’ goza de una identidad propia.

Ficha del cómic

Guionista: Akira Toriyama. Dibujante: Toyotarô. Editorial: Planeta Cómic. Datos técnicos: 40 págs., rústica sin solapas, blanco y negro, 16,8 x 25,7 cm.  Publicación:  mayo de 2017. Precio: 2,95€.

¿Nos compartes el contenido?

Acerca de Angelo Khemlani

El infame Angelo Khemlani, es director de cortometrajes epico-decadentes y habla de cine en el blog "Bhollywood y Angelo" y en los podcasts "¡No me cuentes películas!" y "Holocausto Zinefago" (junto al ilustre Fran Chico) donde "Moviementarios" colabora de manera habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.