Más allá de los dos minutos infinitos

Crítica: ‘Más allá de los dos minutos infinitos’


Sinopsis

Clic para mostrar

El dueño de un café descubre que el televisor muestra de repente imágenes del futuro, pero solo dos minutos en el futuro.

Crítica

Un disfrute ingenioso y cómico

El festival de Sitges nos ha descubierto películas impresionantes, sobre todo cuando se gestan con presupuestos modestos. Son títulos como ‘Más allá de los dos minutos infinitos’ los que nos hacen recomendar ferozmente que os acerquéis al cine independiente, indiferentemente de su nacionalidad o género. El ejemplo más manifiesto por calidad y proximidad es el de ‘One cut of the dead’ (crítica aquí). ‘Más allá de los dos minutos infinitos’ no llega a la genialidad de la película de Shinichirô Ueda que además va a tener remake francés, pero nos maravilla de un modo similar con una propuesta ingeniosa.

Más allá de los dos minutos infinitosNo es de extrañar que el público del festival catalán le diese un premio a esta película. Un filme de 70 minutos que al igual que la otra obra japonesa que he mencionado nos habla en lenguaje fantástico y cierra su trama en solo 70 minutos. Igual que la película de zombies que incluimos en nuestro artículo de cine sobre hacer cine, se compone a partir de la técnica del plano secuencia. En esta ocasión se supone que es un solo plano, pero se nota en ciertos momentos el artificio para empalmar varios.

Igualmente el trabajo de planificación de esta película es de premio. Es como si gritase, ¡mira Nolan, se puede hacer ciencia ficción rallante en solo hora y diez, con pocas pelas y sin CGI! Y todo esto a través de momentos muy cómicos que hacen que los 70 minutos nos parezcan 20. Y hay que hablar de planificación porque, aunque haya cortes camuflados se juguetea con muchos personajes mezclados en hasta tres pantallas dentro de un solo plano.

La trama nos habla del dueño de una modesta cafetería de Japón que reside sobre su establecimiento. Al subir a su piso y mirar su iMac se encuentra con que allí está él, pero es una imagen de dos minutos en el futuro. Siguiendo sus propias instrucciones baja a su local y mira una pantalla que allí tiene, descubriendo con asombro que también está él, pero dos minutos en el pasado. Empieza ahí el jugueteo, las pruebas y el desconcierto. El término “paradoja” está presente constantemente en la película, pero “posibilidades” es el que manejan más los protagonistas que nos muestran cómo de divertido o fructífero puede ser este extraño fenómeno.

‘Más allá de los dos minutos infinitos’ llega a alcanzar momentos la mar de hilarantes. Es una obra perfectamente coreografiada y sin errores de racord, lo cual no es nada fácil. Un filme trasladable al teatro pues está realizado en solo dos escenarios y no me cabe duda de que tiene tras de sí horas y horas de ensayos. Podría decir que me da pena que no llegue a cines (aunque estará en la Muestra SYFY de este Halloween) pero Movistar+ la va a traer a España y el hecho de tenerla en una plataforma digital nos permitirá repetir su visionado siempre que queramos.

Ficha de la película

Estreno en España: 2 de noviembre de 2022. Título original: Droste no hate de bokura (Beyond the infinite two minutes). Duración: 70 min. País: Japón. Dirección: Junta Yamaguchi. Guion: Makoto Ueda. Música: Koji Yamaguchi. Fotografía: Junta Yamaguchi. Reparto principal: Aki Asakura, Riko Fujitani, Gota Ishida, Yoshifumi Sakai, Kazunari Tosa. Producción: Tollywood. Distribución: Movistar+. Género: comedia, ciencia ficción. Web oficial: http://www.europe-kikaku.com/droste/

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Furanu

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.