por que verdad duele

Concussion, el por qué la verdad duele


Will Smith y Bennet Omalu comparten algo más que la película “Concussion (La verdad duele)”, la cual se estrenó hace dos meses en nuestros cines. Ambos nacieron en septiembre de 1968. Pero al margen de anécdotas o casualidades, los dos están interesados en denunciar ante todos, y concienciar al gran público, de los peligros de la encefalopatía traumática crónica (CTE, por sus siglas en inglés).

Concussion (contusión cerebral, si lo traducimos literalmente al castellano) hace alusión a la CTE. Supone una degeneración gradual de las funciones cerebrales y la sufren desde deportistas hasta soldados profesionales. Puede causar problemas de memoria, pensamientos suicidas, agresividad y demencia. Sus síntomas pueden tardar en aparecer, se dan casos en los que no se manifiesta problema alguno hasta años más tarde de haber sufrido las lesiones en la cabeza. Se puede llegar a confundir con la enfermedad de Parkinson aunque con lo que más se la relaciona es con el Alzheimer. Esto se debe a que los afectados presentan una acumulación de proteína tau superior a lo normal, algo semejante a lo que ocurre con los afectados de dicha enfermedad, pero con la proteína beta-amiloide. La proteína tau contribuye a la regulación del tráfico de células nerviosas, explicando así las alteraciones descritas.

Todo esto lo descubrió Bennet Omalu tras realizar la autopsia de Mike Webster de manera altruista allá por 2002. Publicó los resultados en la revista Neurosurgery y el revuelo fue mayúsculo ya que Webster había sido jugador profesional de la NFL, pasando sus últimos días en la miseria o de prestado. Se le pidió a Omalu que se retractase de su estudio en 2006, pero este continuó con su lucha fundando el Instituto de Investigación de la Lesión Cerebral junto al neurocirujano Julian Bailes, un amante del fútbol americano.

por que verdad duele

Bennet Omalu. Fotografía: Wikipedia.

Tras realizar estudios a partir de los cuerpos de otros ex jugadores, con idénticos resultados, Omalu presentó sus conclusiones, pero ni entonces ni ahora la NFL ha reconocido la veracidad de estas, a pesar de que ya se han detectado decenas de casos. Tras ser vilipendiado por aficionados, jugadores, instituciones e incluso medios de comunicación vio algo de luz al final del túnel tras recibir la donación del cerebro del ex jugador de los Chicago Bears, Dave Duerson. Este, daba la razón al doctor en una nota de suicidio.

Actualmente surgen estudios como el que publicó ESPN en su web hace tan solo cinco meses. En dicho estudio se desvela una tasa del 96% de CTE en los cerebros estudiados.

En Estados Unidos los deportes de contacto como el boxeo o el fútbol americano son considerados casi un tesoro nacional. Mueven mucho dinero y que una persona inmigrante llegue a su país a tambalear el negocio les ha molestado. Desde el año pasado Omalu tiene la nacionalidad estadounidense, seguirá defendiendo su trabajo a pesar de que se encuentre con escollos, y es que como dice la expresión, la verdad escuece.

¿Nos compartes el contenido?

Acerca de Furanu

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.