Wonderstruck

Crítica: ‘Wonderstruck. El museo de las maravillas’


Sinopsis

Clic para mostrar.

Ben y Rose son niños de dos épocas distintas, que desean en secreto que sus vidas sean diferentes. Ben sueña con el padre que nunca conoció, mientras Rose lo hace con una misteriosa actriz cuya vida narra en un libro de recuerdos. Cuando Ben descubre una pista en casa y Rose lee un tentador titular en el periódico, ambos comienzan una búsqueda que se desarrollará con una fascinante simetría.

Crítica

Paciente fábula cargada de sorpresas.

Wonderstruck El museo de las maravillasBasada en la novela del propio guionista Brian Selznick se ha rodado ‘Wonderstruck. El museo de las maravillas’. Quizá os suene el nombre de este escritor ya que fue muy citado cuando en 2011 se estrenó ‘La invención de Hugo’, filme que también se basaba en una obra suya. En este caso volvemos a vivir una historia de cuento, con tintes quizá más dramáticos, pero asimismo con protagonistas infantiles, solitarios y aventureros. Igualmente en esta ocasión los dos personajes principales están interpretados por un niño y una niña pero en este caso están separados por varias décadas.

Esta historia familiar nos narra dos andanzas, una ubicada en los años 20 y otra en los 70. En la primera una niña huye de su hogar en busca de una famosa actriz y en la segunda un chico busca a su desconocido padre. Dos relatos de los que no me gustaría daros muchos más detalles porque hay varios giros interesantes pero que se diferencian porque uno viene rodado en blanco y negro y el otro a color. Son dos aventuras paralelas pero que tienen muchos nodos en común, que vamos descubriendo saltando alternativamente de una a otra mientras las vamos comparando y durante las cuales el director Todd Haynes (‘Lejos del cielo’) nos va haciendo un contraste tanto generacional como temporal. En ese aspecto se ve uno de los talones de Aquiles de la película. Haynes se recrea en exceso en las secuencias que nos muestran cómo cambia el mundo en cincuenta años, sobre todo la ciudad de Nueva York y sus gentes. Aunque la puesta en escena, los decorados, el vestuario, la música y las vivencias de los personajes sean un viaje en el tiempo, se hace en exceso largo.

El filme pone nuestra paciencia a prueba, no solo con tanto regocijo en su excelente ambientación, sino también con su manera de narrar las maravillas que van acaeciendo. Esta película no se basa en artificios mágicos para lograr su objetivo, como podría ser más propio de la mente de un guionista vago o fantasioso, si no que se va construyendo a base de casualidades e imprevistos, como las narraciones de cualquier fábula memorable. Cada paso, cada infortunio, cada ventura acercan a los protagonistas a una meta cada vez menos esperada.

Volviendo a homenajear al difunto Ziggy Stardust la película empieza con la canción ‘Space Oddity’ y cierra el círculo con una versión del ‘Así hablo Zarathustra’ de R. Strauss, tan famoso por  ‘2001: Una odisea del espacio’, en su momento crucial, en el instante en el que las dos historias paralelas confluyen. No están mal traídos estos títulos pues ambos protagonistas viven sendas odiseas buscando su sino y razón de ser mientras miran a las estrellas. Por supuesto ambos temas se emplean por veneración y metáfora, aunque en el caso de Bowie creo que ya hemos colmado el vaso de este año en lo que se refiere a películas en las que le oímos.

Julianne Moore sigue apuntándose a un bombardeo y nos vuelve a brindar un doble papel, como ya hizo en ‘Suburbicon’. Pero al igual que en esa película y como decía en el primer párrafo los protagonistas son los dos niños de la cinta: Oakes Fegley y Millicent Simmonds. Simmonds tiene ese aspecto tan clásico del cine de principios del XX y su silenciosa interpretación os puede llenar de emociones. En el caso del enrabietado Oakes Fegley son la amistad y la desesperación los sentimientos que seguramente más os aflorarán. No vi ‘Peter y el dragón’ pero su trabajo aquí me empuja a verla.

En el caso particular del director me parece mucho más acertado y sincero este largometraje que su último trabajo, ‘Carol’, además que las fechas escogidas para el estreno no podrían ser más propicias para un estreno tan entrañable, melancólico y sentimental, además que en esta ocasión Haynes ha pecado de menos ambicioso y eso le ha hecho mucho bien, dicho sea de paso.

Ficha de la película

Estreno en España: 5 de enero de 2018. Título original: Wonderstruck. Duración: 120 min. País: EE.UU. Dirección: Todd Haynes. Guión: Brian Selznick. Música: Carter Burwell. Fotografía: Edward Lachman. Reparto principal: Oakes Fegley, Julianne Moore, Millicent Simmonds, Michelle Williams, Jaden Michael, Cory Michael Smith, Tom Noonan. Producción: Amazon Studios, Killer Films. Distribución: Diamond Films. Género: drama, adaptación. Web oficial: https://www.wonderstruckmovie.com/

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y comiéndose las de otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *