reseña ready player one

Reseña: ‘Ready Player One’ 1


 Argumento

Clic para mostrar

Estamos en el año 2044 y, como el resto de la humanidad, Wade Watts prefiere mil veces el videojuego de OASIS al cada vez más sombrío mundo real. Se asegura que esconde las diabólicas piezas de un rompecabezas cuya resolución conduce a una fortuna incalculable. Las claves del enigma están basadas en la cultura de finales del siglo XX y, durante años, millones de humanos han intentado dar con ellas, sin éxito. De repente, Wade logra resolver el primer rompecabezas del premio, y, a partir de ese momento, debe competir contra miles de jugadores para conseguir el trofeo. La única forma de sobrevivir es ganar; pero para hacerlo tendrá que abandonar su existencia virtual y enfrentarse a la vida y al amor en el mundo real, del que siempre ha intentado escapar.

Reseña

Aventura y retrato de una obsesión por los ochenta.

ready player oneErnest Cline llegó hasta nosotros con su primera novela, y pelotazo literario, en 2010, ‘Ready Player One’. Desde entonces ha logrado enganchar a miles de personas gracias a varias virtudes o trucos empleados en su obra. Uno de ellos es crear una historia francamente original, el segundo es generar interés con una crítica hacia la sociedad actual y el tercero, y que más lectores ha atraído, es tocar la fibra nostálgica de todos aquellos que han vivido los ochenta o gustan de su cultura. Vamos por partes.

Cline nos presenta un futuro algo distópico en el que un videojuego de realidad virtual, llamado Oasis, mueve al mundo entero. Un juego que presenta bastantes semejanzas con el recién estrenado ‘No man’s sky’ pero que va aún más allá. Un número ingente de planetas puede ser explorado y disfrutado por los jugadores online. Lo que ha hecho el autor con este videojuego es lo que hacíamos todos de pequeños: coger nuestros juguetes, sean de la serie, película o gama que sean y mezclarlos a nuestro placer. Es uno de los crossover frikis más grandes que se hayan hecho.

Estamos ante la clásica historia del típico joven de clase baja que no es nada popular en su instituto y que vive en un hogar roto. Nuestro protagonista aun así es un fuera de serie capaz de lograr proezas que muy pocos pueden. Ahí radica uno de los puntos que le resta verosimilitud al relato. Cuesta creer que un joven de 17 años haya alcanzado el grado de conocimientos sobre los ochenta, haya visto tantas series o películas y completado tantos videojuegos como un hombre que ha vivido y mamado esa época toda su vida.

La obra se sostiene bien, aunque tiene algún que otro desatino más. El personaje está sobreprotegido por el autor y en ningún momento se teme por su seguridad o se duda de que vaya a lograr su objetivo. La relación entre los personajes se desarrolla de un modo pueril y predecible, pero sus diálogos están muy bien construidos. El último tercio de la obra es el más interesante pues es donde se nos sumerge más en la realidad ideada por Cline. Dicho sea de paso, ‘Ready Player One’ no resulta verdaderamente atractiva hasta que alcanzamos aproximadamente la página 89 y Wade Watts (el protagonista) realiza un avance en la búsqueda del huevo de pascua. Y huevos de pascua, o guiños secretos, como los solemos llamar en España, tiene a mansalva.

En primer lugar hay que quitarse el sombrero por el homenaje que se hace al primer huevo de pascua que se programó, el experimentado en el ‘Adventure’ de la Atari, un servidor no lo encontró en su época. La novela está plagada de referencias y de alusiones, esencialmente a la década de los ochenta. Puede llegar a ser una sobrecarga de homenajes que distrae mucho la atención de la historia. Sin duda es un buen uso del provecho que se le está sacando últimamente a la nostalgia. Pero también cae en su propia trampa y llega a dar incluso la impresión de que de aquí a 2044 no se ha realizado nada ni nuevo ni bueno. Sin duda el lector objetivo es el fan de lo ochentero. Podríamos pensar que esto se ha hecho por el mero negocio de la venta de ejemplares, pero solo hay que entrar en la página web personal del autor para comprobar que es un gran fanático de ese período.

Vivimos en una época donde el mundo del entretenimiento está evolucionando por el peso que tiene en nuestras vidas y en nuestra economía. La red mantiene unidas a millones de personas que pueden llegar a pasar decenas de horas seguidas enganchadas a sus dispositivos. Los equipos de juego y visualización de contenido cada vez son más inmersivos. Las personas emplean la red y los videojuegos como su oasis, huyendo así del desierto que es su realidad. En Japón ya hay un serio problema con los hikikomoris y en la novela de Cline este es un problema tan extendido que pasa desapercibido e incluso se ve como algo normal. Este es uno de los problemas que pone de manifiesto y por supuesto es uno de los mensajes más importantes que nos transmite esta novela, el mundo real es el que nos puede aportar la felicidad y las vivencias que realmente merecen la pena.

‘Ready Player One’ es un éxito de ventas, eso es un hecho, las cifras están ahí. Un fenómeno que ya ha generado sensación hasta el punto de tener una buena librería de fanarts. El libro salió en 2011 pero en 2010 la Warner Bros. ya había comprado los derechos para hacer una película que, o modifica cuantiosas cosas o tendrá que batallar mucho con licencias y derechos de autor para poder introducir las referencias que tiene.

Ficha del libro

Autor: Ernest Cline. Editorial: Ediciones B. Datos técnicos: 464 pág., tapa blanda, 15x23cm. Publicación: noviembre de 2011. Precio: 18€.

 

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.