tu hijo

Crítica: ‘Tu hijo’


Sinopsis

Clic para mostrar.

La vida del doctor Jaime Jiménez (Jose Coronado) se viene abajo cuando su hijo de 17 años queda en estado vegetativo debido a una brutal paliza que recibe a la salida de una discoteca. Tras ver que la justicia no hace nada por detener a los culpables, él mismo emprenderá un viaje a los infiernos en busca de venganza.

Crítica

Se percibe tan auténtica que es consternante

Tu hijoNo hace falta tener un hijo para saber que criar y estar al cargo de alguien es una gran responsabilidad. Todos somos hijos y sabemos lo que es el amor incondicional de un padre o una madre y somos conscientes de los quebraderos de cabeza que podemos darles a nuestros progenitores. La nueva película de Miguel Ángel Vivas nos enseña muchas maneras de ser buen padre, sea como sea cada vástago.

Una paliza a su hijo es lo que produce que el doctor Jaime Jiménez (Jose Coronado) emprenda una búsqueda de justicia en la que la verdad queda en segundo plano cuando se piensa en lo imborrable de lo sucedido. No me gustaría aplicar la expresión “descenso a los infiernos” con lo que le pasa al personaje de Jose Coronado, no solo por no caer en un tópico, si no porque eso sería reconocer que la vida misma es un infierno. Lo que nos plasma en la gran pantalla el guión de Vivas y Alberto Marini es el desarrollo totalmente natural y creíble de lo que le puede pasar a cualquier persona. Es demoledora la veracidad de esta historia en la que una familia tiene su vida bien encauzada y en poco tiempo todo se trastoca.

Grande Coronado con su personaje en shock. Si hay algo interpretativamente importante en esta película es como el actor gestiona las emociones de su personaje. Es fascinante ver cómo borda esa insistencia a resistirse a aceptar una verdad dolorosa. Pero no estaríamos hablando de un filme tan redondo si no fuese porque le han acompañado actores con mucho talento como Ana Wagener o jóvenes tales como Pol Monen, Asia Ortega o Ester Expósito, estas dos últimas mejorando su interpretación en la recientemente estrenada ‘Cuando los ángeles duermen’.

Su duración y ritmo nos hacen pasar momentos de incertidumbre y tensión. ‘Tu hijo’ ejemplifica paso a paso un caso en el que la impotencia, la contención y la frustración juegan papeles importantes porque también está llena de impulsividad y rabia.

Aunque se puede percibir claramente desde el principio la causa de la paliza no es tan obvio su detonante. Me han engañado y pillado por sorpresa muchas de las escenas del filme. La película es muy realista y eso nos puede crear la sensación de predictibilidad, por eso hay que tener cuidado con las ideas preconcebidas que al igual que sucede en nuestro día a día son las que hacen que nos llevemos grandes conmociones. Muchas de las anotaciones que tomé durante el visionado de ‘Tu hijo’ las he tenido que descartar por su giro final, es apabullante.

Pocas veces he visto también reflejada la dedicación de los padres hacia sus hijos. En contadas ocasiones se ilustra tan bien el cómo el fin de la paciencia y la mayor de las crispaciones acaban con todo debate entre justicia y legitimidad. Al igual que ha hecho con episodios que ha dirigido en algunas series Miguel Ángel Vivas demuestra que no solo del fantástico o el terror vive el hombre. A mí me han gustado los títulos anteriores del director pero creo que en esta ocasión se ha superado a sí mismo.

Ficha de la película

Estreno en España: 9 de noviembre de 2018. Título original: Tu hijo. Duración: 103 min. País: España. Dirección: Miguel Ángel Vivas. Guion: Miguel Ángel Vivas, Alberto Marini. Música: Fernando Vacas. Fotografía: Pedro J. Marquez. Reparto principal: Jose Coronado, Pol Monen, Ana Wagener, Asia Ortega, Ester Expósito, Luis Bermejo, Vicente Romero. Producción: Apache Films, Las Películas Del Apache, La Claqueta PC, Ran Entertainment. Distribución: eOne Films. Género: drama, thriller. Web oficial: https://laclaqueta.com/portfolio-item/tu-hijo/

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y comiéndose las de otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.