Terminator destino oscuro

Crítica: ‘Terminator: destino oscuro’


Sinopsis

Clic para mostrar

Han pasado más de dos décadas desde que Sarah Connor evitara El juicio final, cambiara el futuro y reescribiera el destino de la raza humana. Dani Ramos (Natalia Reyes) lleva una vida sencilla en Ciudad de México con su hermano (Diego Boneta) y su padre cuando un Terminator altamente avanzado y letal, un Rev-9 (Gabriel Luna), retrocede en el tiempo para darle caza y muerte. La supervivencia de Dani dependerá de su alianza con dos guerreras: Grace (Mackenzie Davis), una súper soldado mejorada del futuro, y una Sarah Connor (Linda Hamilton) endurecida por el combate. Mientras que el Rev-9 las persigue, destruyendo despiadadamente todo y todos los que se interponen en su camino, las tres dan con un T-800 (Arnold Schwarzenegger) que forma parte del pasado de Sarah y que podría representar su única esperanza.

Crítica

Poca originalidad, buena acción, es momento de terminar con Terminator

Terminator destino oscuro cartelA los fanáticos de la ciencia ficción se nos hace la boca agua con películas como ‘Terminator: Destino Oscuro’ y nos dan ganas de hablar o escribir de cada uno de los aspectos de la película, sin dejar el más mínimo detalle por pequeño que sea sin comentar. El recorrido de la saga Terminator es largo y harto explorado a si es que me voy a quedar precisamente con eso, con que ya se ha explotado mucho la idea y se nota que hay que pasar página.

La nueva película de la saga Terminator llega para hacer una limpia, no solo de la raza humana sino también de entregas anteriores. Tal es así que si quisiésemos ver la saga en orden cronológico podríamos ver la primera y segunda parte saltando directamente a esta. Las máquinas se resetean y la historia de Sarah Connor se cruza de un modo diferente con la implacable senda de las máquinas dotadas de inteligencia artificial letal.

Este es un título de acción y eso se ha cuidado mucho. Las secuencias son trepidantes, explosivas y demoledoras. Está pensada muy a lo Cameron cogiendo el testigo de las escenas de persecución de ‘Terminator’ y ‘Terminator 2: el juicio final’ incorporando escopetas recortadas, hierro fundido y camiones a toda mecha. Vamos que esta película es de las que llenan obituarios. Por supuesto que las nuevas tecnologías han permitido que los protagonistas, tanto jóvenes como mayores, puedan hacer más el cafre con todo lo que les rodea. No es que Tim Miller se haya puesto a lo Emmerich pero sí que se ha permitido una película más destructiva de lo habitual, exceptuando la famosa escena de la bomba atómica, a la cual como casi siempre hay algún guiño.

Madrid y otras localizaciones españolas dan el pego como emplazamientos de Méjico. Tanto el trabajo de escenografía y de diseño de personajes están a un primer nivel. La nueva y mortal máquina humanoide constituye una mezcla vaga de lo que hemos visto en la saga pero lo cierto es que da juego y Gabriel Luna no interpreta mal su papel. Desde el principio nos hacen volver a las sensaciones del siglo pasado, cuando vimos por primera vez los pies metálicos de los robots aplastar calaveras humanas. La recreación por ordenador y el maquillaje vienen a mejorar lo que se hizo antaño ofreciéndonos en algunos momentos y en primer plano la carne chocando contra la máquina. Además hay que admitir que si algo bueno tenía ‘Salvation’ era el aspecto que lucía ese futuro post-apocalíptico. ‘Terminator: Destino Oscuro’ tiene algo de ‘Salvation’ en su parte futurística, con el diseño de escenarios y naves. Y eso que esta nueva línea temporal sigue derroteros diferentes, tanto para el planeta como para los protagonistas en concreto.

Terminator destino oscuroY en esa vía que toma el guión de David S. Goyer, Josh Friedman, Billy Ray y Justin Rhodes está la gran pega de ‘Terminator: Destino Oscuro’. Solo vería una segunda vez esta última entrega por el hecho de que supone una despedida en plena forma para Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger se sumerge en un intento por cerrar mejor de lo que lo hicieron las secuelas anteriores. Pero lo cierto es que también lo haría por la simple razón de confirmar que tiene algún que otro fallo y sobre todo que la trama que se han inventado para mantener el T-800 de Schwarzenegger es ridícula y además está muy mal injertada. Y eso que la primera aparición de Arnold supone un giro nunca antes explorado, pero cuando nos cuentan por qué le vamos a tener de nuevo con nosotros nos demuestran que la fórmula está harto agitada y utilizada.

De este filme solo salvo su acción y las interpretaciones de Linda Hamilton y Mackenzie Davis, imponentes ambas. Doy por sabido que Arnold Schwarzenegger sigue sabiendo hacer de robot, total le han hecho repetir escenas casi calcadas a las de anteriores entregas. En el caso de Natalia Reyes no quedo tan convencido como con Gabriel Luna. Me ha parecido curiosos ver a Stephanie Gil (‘Sordo’) en el papel que recrea la infancia del personaje de Mackenzie Davis.

Esta es una película que prometía con su reparto y con sus primeras escenas, pero se desinfla en cuanto toca ser original, no sabe o no se puede ir más allá. Hay que terminar la saga.

Ficha de la película

Estreno en España: 31 de octubre de 2019. Título original: Terminator: dark fate. Duración: 128 min. País: EE.UU. Dirección: Tim Miller. Guion: David S. Goyer, Josh Friedman, Billy Ray, Justin Rhodes. Música: Junkie XL. Fotografía: Ken Seng. Reparto principal: Linda Hamilton, Arnold Schwarzenegger, Mackenzie Davis, Natalia Reyes, Gabriel Luna, Diego Boneta, Stephanie Gil. Producción: 20th Century Fox, Paramount Pictures, Skydance Media, Tencet Pictures, Lightstorm Entertainment, TSG Entertainment, The New South Wales Goverment. Distribución: 20th Century Fox. Género: acción, ciencia ficción. Web oficial: https://www.terminatordestinooscuro.es/

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y comiéndose las de otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.