Roman J. Israel, Esq

Crítica: ‘Roman J. Israel, Esq.’


Sinopsis

Clic para mostrar

Roman J. Israel, Esq. se sitúa en el lado oculto del saturado sistema penal de Los Ángeles. Denzel Washington interpreta a un abogado defensor idealista y con vocación, cuya vida cambia drásticamente cuando su mentor, un ícono de los derechos civiles, muere. Cuando es contratado por una empresa dirigida por uno de los antiguos estudiantes del legendario hombre, el ambicioso abogado Geoge Pierce (Colin Farrel), y comienza una amistad con una joven luchadora por la igualdad de derechos (Carmen Ejogo) una turbulenta serie de eventos desafían el activismo que siempre ha definido la carrera de Roman.

Crítica

Un casi pero no para Denzel Washington.

Roman J. Israel, Esq.Segunda película como director para el californiano Dan Gilroy y vuelve a manejar algo que ha escrito él mismo como fue el caso de la excelentemente acogida ‘Nightcrawler’. Igualmente ambientada en Los Ángeles, ‘Roman J. Israel, Esq.’ recorre de nuevo y con un notorio cariño las calles de esa ciudad para contarnos la historia del letrado Roman J. Israel. Un peculiar y ficticio abogado que hasta la fecha había realizado su trabajo en la sombra y tras la ausencia de su socio ha de hacerse cargo de los casos imposibles y deficitarios del bufete que ostentan. Comienza así una senda en la que todos sus cimientos asentados con principios idealizados y pulcra ética se pueden ver amenazados.

No es de extrañar la nominación a mejor actor para Denzel Washington en los pasados Oscar por esta película. Me cabía la duda de si su presencia, junto a Daniel Kaluya se debía a una intención generalizada de los académicos por contentar a las minorías tan descontentas con las nominaciones en los últimos años. Pero la concepción de Roman J. Israel es claramente intencionada. Su carácter excéntrico y variopinto apunta a los gustos de los miembros de la Academia.  Como decía Robert Downey Jr. en ‘Tropic Thunder’ para agradar a la Academia todo el mundo sabe que «no hay que hacer de retrasado total». Eso es lo que ha intentado Dan Gilroy y Denzel Washington con este personaje. No es que hayan construido a alguien con discapacidad intelectual, no han llegado a ese punto pero si han conseguido a un inadaptado que es incompatible socialmente (sobre todo en lo que se refiere en temas laborales), bastante excéntrico y sobre todo lleno de tocs o ademanes que se repiten una y otra vez de manera nerviosa.

El personaje se desvaloriza en cuanto le cargan de tópicos. Música Jazz, consignas de los tiempos más encendidos de lucha por los derechos afroamericanos, fotos de Muhammad Ali o Ángela Davis,  el famoso «Keep on truckin'» de la ‘Truckin’ My Blues Away’… Eso es lo que rodea a un sujeto anclado en el pasado, que intenta usar sus formas a priori obsoletas allá por donde va causando controversia. Pese a que lo que sostiene Roman sigue vigente, sus argumentos parecen trasnochados y causarían más conmoción si los esgrimiesen otros.

Con todo esto por momentos ‘Roman J. Israel, Esq.’ es excesivamente irregular, con unas intenciones un tanto confusas. Lo que más parece asomar es la intención de crear una especie de mártir o adalid y a su vez de adular a aquellos que día a día trabajan entre bastidores. Desde luego su trabajo hace la película por señalar que hay mucha gente a la que nunca se le reconoce su trabajo y que aún así se mantiene firme en sus creencias sirviendo de ejemplo. Más que una película que intente ser activista desde un punto de vista ligero parece ser un ruego por recuperar los buenos valores, por volver a una época en la que no se vendían las causas personales a un precio tan bajo.

Me gusta ver que Denzel Washington no sigue su habitual camino de acumular personajes coléricos con rostros desencajados. Es una pena que su contención se haya visto diluida por todo lo que se va transformando a su personaje. Además, si la película hubiese manejado mejor el factor tiempo real frente a tiempo de película, el tiempo fílmico, quizá hubiese conseguido un golpe de efecto más creíble. Pero es demasiado atropellada y la interpretación nada despreciable de Washington se desluce.

Ficha de la película

Estreno en España: 4 de mayo de 2018. Título original: Roman J. Israel, Esq. Duración: 129 min. País: EE.UU. Dirección: Dan Gilroy. Guion: Dan Gilroy. Música: James Newton Howard. Fotografía: Robert Elswit. Reparto principal: Denzel Washington, Colin Farrell, Carmen Ejogo. Producción: Cross Creek Pictures, Escape Artists, Lone Star Capital, MACRO. Distribución: Sony Pictures. Género: drama. Web oficial: http://www.romanisraelmovie.com/

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.