Emboscada final

Crítica: ‘Emboscada final’


Sinopsis

Clic para mostrar

Retrata la historia nunca antes contada de los legendarios detectives que pusieron fin a la historia de Bonnie y Clyde. Cuando todos los esfuerzos de FBI y la última tecnología forense no son suficientes para atrapar a los criminales más famosos de la nación, dos antiguos Rangers de Texas (Kevin Costner y Woody Harrelson) deberán confiar en su instinto y en sus habilidades de la vieja escuela para cumplir con el objetivo.

Crítica

Una cara B nunca vista de la persecución a Bonnie y Clyde

Emboscada final Bonnie y Clyde regresan al cine. Pero lo hacen de manera muy furtiva pues sus rostros apenas pasan por la pantalla. Son sus armas, sus pies y sus vehículos los que vemos con más asiduidad ya que como siempre a causa de sus fechorías son perseguidos y es a sus captores a quienes si tenemos más presentes.

‘Emboscada final’ hace referencia a esa trampa que desembocó en el tiroteo mortal que todos conocemos y que tanto se ha representado en el cine. ‘The highwaymen (los bandoleros)’ es el título original de la película de John Lee Hancock pues en el fondo esta es más la historia de los hombres que atraparon a Bonnie y Clyde.

El filme no es un nuevo biopic de la pareja de asesinos y ladrones. Nos acerca a una época en la que los delincuentes ya llevaban dos años haciendo de las suyas y la gobernadora de Texas (interpretada por Kathy Bates) no puede hacerles frente. Es entonces cuando tiene que recurrir desesperadamente a los desacreditados Ranger de Texas, un cuerpo de agentes que ella misma hizo desaparecer del servicio público. Dos de ellos, Frank Hamer (Kevin Costner) y Maney Gault (Woody Harrelson) son los que estrecharían el cerco y tenderían la trampa definitiva a los famosos criminales.

El largometraje trata dos aspectos importantes pero sin gran trascendencia. Uno de ellos es la popularidad de los delincuentes. En la película se habla mucho de cómo influenció en la persecución el que Bonnie y Clyde fuesen más famosos y mejor considerados que algunos políticos y deportistas de la época. Ese es un lado largamente explorado por parte de Lee Hancock y por el guionista John Fusco.

«Te dije que iba a venir un tornado». Eso le dicen al personaje de Kevin Costner en determinado momento. Y por supuesto que nos lo podemos tomar como un gracioso guiño a su muerte en ‘El hombre de acero’, pero por otro lado la acción transcurre en Texas y va a tener por delante una misión muy difícil. Y es que la otra parte importante a tener en cuenta es que los dos agentes de la ley puestos en la carretera están muy mayores y prácticamente obsoletos. Intelectualmente están muy por delante de sus colegas investigadores pero sus métodos se ven superados por los de la época. En este sentido le ha faltado ahondar más tanto al director como al escritor, se han quedado lejos de la sensibilidad de otros biopics en los que han trabajado ambos (no juntos) como ‘El fundador’, ‘Al encuentro de Mr. Banks’ u ‘Oceanos de fuego’.

No culpo al casting de la película. El reparto me parece francamente acertado, tanto en su elección como en su interpretación. Costner y Harrelson me parecen dos hombres de época que como Rangres en el ocaso de sus días encajan como un revólver en su funda de cuero. Me enteré de que esta película la iban a hacer Robert Redford y Paul Newman y me imaginé el halo que habría exhalado el filme, pero quizá demasiado noble para una película con un final tan sanguinolento como el que se ha rodado. La relación entre ambos actores finales es de lo mejor de ‘Emboscada final’, aunque de manera independiente no tengan mucho que ofrecer.

Se hace un vago intento de crítica a la frialdad y sensacionalismo por parte de la prensa en los tiempos modernos, a la frivolidad con que se tratan las noticias. También muy de pasada hacia la hipocresía de los mandatarios. Pero son más balas rebotadas en el capó de un coche que se aleja llevándose consigo la oportunidad de conseguir una cinta diferente.

Es una película en la que vemos efectivamente un choque generacional muy sufrido para los agentes Hamer y Gault. Con Bonnie y Clyde intuimos el Romeo y Julieta de siempre y contemplamos como se les consideraba unos Robin Hood modernos. Pero quizá lo único que de verdad nos maraville sea como de costumbre la fotografía de John Schwartzman, cuyo ojo siempre nos agrada a vista de pájaro extrayendo lo mejor de las planicies texanas y conociendo el ritmo polvoriento de los coches.

Ficha de la película

Estreno en España: 29 de marzo de 2019. Título original: The highwaymen. Duración: 132 min. País: EE.UU. Dirección: John Lee Hancock. Guion: John Fusco. Música: Thomas Newman. Fotografía: John Schwartzman. Reparto principal: Kevin Costner, Woody Harrelson, Kathy Bates, Kim Dickens, John Carroll Lynch, Jane McNeill, David Furr. Producción: Media Rights Capital (MRC), Universal International Pictures (UI), Casey Silver Productions. Distribución: Netflix. Género: crimen, suspense, hechos reales. Web oficial: https://www.netflix.com/title/80200571

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y comiéndose las de otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.