Netflix estrenará ‘Enola Holmes 2’ en noviembre

Millie Bobby-Brown y Henry Cavill vuelven como los hermanos Holmes

Netflix ha anunciado la fecha de estreno y alguna imagen de la película original ‘Enola Holmes 2’. La secuela de esta adaptación se estrenará el próximo 4 de noviembre en todo el mundo. Ahora, como detective a sueldo como su infame hermano, Enola Holmes (Millie Bobby-Brown) asume su primer caso oficial para encontrar a una chica desaparecida, mientras una peligrosa conspiración da paso a un misterio que requerirá la ayuda de amigos -y del propio Sherlock (Henry Cavill)– para poder resolver.

La película está protagonizada por Millie Bobby Brown (‘Stranger Things’), Henry Cavill (‘The Witcher’), David Thewlis (‘La Liga de la Justicia de Zack Synder’), Louis Partridge (‘Pan: Viaje a Nunca Jamás’), Susan Wokoma (‘Crazy Head’), Adeel Akhtar (‘Enola Holmes’), Sharon Duncan-Brewster (‘Dune’) y Helena Boham Carter (‘The Crown’). ‘Enola Holmes 2’, basada en una historia de Harry Bradbeer & Jack Thorne, está dirigida por Harry Bradbeer (‘Killing Eve’) y escrita por Jack Thorne (‘This is England’). Giles Nuttgens, se ha puesto al frente de la dirección de fotografía del film, Michael Carlin ha encabezado el diseño de producción y ha sido editada por Adam Bosman. Por otro lado, Consolata Boyle se ha encargado del vestuario, Daniel Pemberton ha compuesto la música y el casting lo ha elaborado Orla Maxwell.

‘Enola Holmes 2’ está producida por Mary Parent, Alex Garcia, Ali Mendes, Millie Bobby Brown, Robert Brown junto con Joshua Grode, Michael Dreyer, Paige Brown, Jane Houston, Harry Bradbeer, Jack Thorne como productores ejecutivos.

Crítica de ‘Sandman’

Bien cargada de onirismo, dan ganas de seguirla hasta la vigilia

No sé si ha sido debido a la privación del sueño inherente a la ola de calor o el hecho de que la serie sea lo bastante fiel a las novelas gráficas que me he visto sin cesar esta versión de ‘Sandman’. Netflix estrena este 5 de agosto la serie basada en los cómics creados por Neil Gaiman y como lector de su obra puedo mostrarme ampliamente satisfecho.

Por zanjar pronto lo que tanto se ha comentado y la razón por la que muchos ya le han puesto sin argumentos de peso la X a este ‘Sandman’. El siempre polémico cambio de raza o sexo de muchos personajes. Sin duda esa comidilla en redes no ha hecho más que realizar los sueños de Netflix pues de ese modo consiguen publicidad gratis. Son modificaciones que nunca se hacen en el sentido inverso y a mí esto ya me resbala. Esa política de “inclusión y diversidad” se retrata a sí misma. No obstante el casting me parece bien escogido pues el hecho de que una persona sea negra o mujer no influye ni en esta trama ni en la manera de ser de los personajes. Por ser muy fan lo que si me ha dolido de esta adaptación es la ausencia de John Constantine, quien en los cómics se hace con uno de los objetos de Sueño, y la no participación de la Liga de la Justicia que recupera la Gema del sueño. En los tebeos intervienen o se menciona a Joker, Arkham, Dr. Destiny, Detective Marciano… No olvidemos que estos cómics fueron un encargo de DC para Gaiman. A pesar de que la serie lleva por delante el logo de la Warner, materializar tal cual lo original se antoja un crossover imposible por temas de derechos, presupuesto o incluso duración, harían falta muchos personajes. Esta es sin duda una de las razones por las que la serie está muy condensada y con alguna trama que sucede en paralelo o de manera adelantada. Se han permitido al menos algún guiño como los muñecos que vemos de fondo en el octavo episodio.

Pero ‘Sandman’ está bien orquestada y percibimos la misma historia, el mismo espíritu que en la serie de cómics. Para los lectores de las viñetas puedo adelantar que en la primera temporada de la serie han abarcado los dos primeros volúmenes de los diez que tiene ‘Sandman’, es decir, ‘Preludios nocturnos’ y ‘La casa de muñecas’. Y son capaces de narrar todo lo incluido en esos cómics calcando algunos diálogos, imitando algunas escenas y además sin caer en atropellos. Y lo que es más importante, manteniendo los dilemas y comportamientos de los protagonistas.

En ‘Sandman’ conocemos a Sueño, al rey de los sueños. Él es uno de los Eternos (los de DC no los de Marvel). Pero contar su historia es contar en parte la de sus hermanos, Destino, Muerte, Destrucción, Deseo Desespero y Delirio, además de la de otros muchos personajes. Todo arranca en el momento en el que Sueño cae preso tras un conclave que sale mejor que el de ‘La Herencia de Valdemar’. Tenían el loable objetivo de atrapar a la muerte para que nadie más muriese, pero en lugar de ello atraparon a su hermano y el mundo dejó de soñar. Tras muchos años cautivo, cuando Sueño se libera empieza una cruzada por reconstruir su reino de los sueños y por recuperar los objetos que le han sustraído, las herramientas que usa para canalizar su poder. Se centra la serie en resolver ese conflicto. Ese sentido de lo poético y lo oscuro e incluso retorcido que caracteriza a Gaiman y su obra podemos decir con regocijo que está en la serie.

Fantasía oscura, épica dramática y fatalista. Se ha sabido conservar los sueños como eje que vertebra la obra, la interpretación de los mismos, el onirismo en un sentido moderno. Están muy presentes el existencialismo, el conocimiento, la mente, el comportamiento humano… los cómics de ‘The Sandman’ mezclan personajes de toda índole y en ese recorrido abarcan todo lo que somos capaces de soñar. ‘Sandman’ es un estudio contemporáneo de la condición humana sin llegar a ser algo intelectual. Habría sido muy ambicioso por parte de Netflix llegar a esos niveles, de hecho demasiado sesudo para su público mainstream. O lo haces tal cual y contentas a los más eruditos o fans del cómic o lo adaptas llevándotelo a tu terreno, no hay cabida para la tierra de nadie. Es una propuesta ligeramente distinta a lo habitual que puede que caiga en el aborrecimiento pues la serie roza un poco todo eso.

En cuanto al reparto. Los efectos visuales hacen que reconozcamos viñetas de los cómics pero en movimiento. Eso favorece a que los actores nos hagan recordar a los personajes dibujados. El Sandman interpretado por Tom Sturridge, por ejemplo, es igual de depresivo y va por ahí con esa estética que parece copiada a un emo fan de Tokio Hotel. Tiene ese color pálido, esa voluminosa melena, esos ropajes que parecen sacados de ‘El Cuervo’ y ese casco que bien podría ser de uno de los ingenieros del imaginario de Ridley Scott.

Muerte es igualmente esa hermana que quiere incondicionalmente a Sueño aunque le meta caña. No lleva exactamente la misma estética que en el cómic por lo que sí que pierde ese toque gótico o punk. Es donde más percibimos la actualización ya que no viste esas pintas de rockera salida de un concierto de The Cure. La serie no cae en la trivialización. El cuervo es casi el único alivio cómico, como en los cómics, junto a Merv que lleva la voz de Mark Hamill. Además en parte el ave negra es el vehículo para explicar todo el universo que rodea a los Eternos para que los no lectores comprendan mejor qué están viendo.

Si vemos cambios en el orden de la historia o en cómo suceden algunos eventos es por la supresión de los personajes de otras franquicias que comentaba antes y por adaptar todo al lenguaje audiovisual. Hay episodios, como el primero, el de la taberna o el cierre que están estupendamente bien hechos. Incluso se acierta en cuanto al uso de las tonalidades de color, sobre todo cuando emplea tonos oscuros, con una pizca de color y alguna luz que sobrevive entre ellos. Sin duda la serie hace honor al DC oscuro, ahora bajo el sello Black Label que reúne historias de Batman, Constantine o ‘The nice house on the lake’, entre otras.

Quizá conocíais Sandman por los cómics o quizá por la versión de audiolibro que lleva la voz de James McAvoy como Sueño. Si erais lectores quizá estaréis conmigo en que es la mejor adaptación del material de Gaiman, por encima de ‘American Gods’ o ‘Good Omens’, e incluso de ‘Stardust’ o ‘Coraline’. Si queréis saber más al respecto entrad en este otro artículo.

El 28 de noviembre se estrena ‘The Feed’

Starzplay nos presenta su serie futurística

La plataforma de streaming Starzplay ha anunciado el lanzamiento de los 10 episodios del reflexivo, provocador, expeluznantemente visionario drama, The Feed’, en exclusiva para sus espectadores de Francia, Alemania, Italia y España. Podrá verse a partir del próximo jueves 28 de noviembre de 2019.

Escrito y producido por Channing Powell (‘The Walking Dead’) y basado en la novela de Nick Clark Windo, ‘The Feed’ explora la aterradora distopía a la que nos puede llevar nuestra adicción a la tecnología, el miedo que nos produce el qué es lo que está haciendo a nuestros cerebros y el terror que nos embarga el solo hecho de pensar vivir sin ella.

En un futuro próximo, un implante tecnológico conecta nuestras mentes a «The Feed». Cada interacción, emoción o memoria pueden ser compartidas instantáneamente. Tom (Guy Burnet) y Kate (Nina Toussaint-White) son una joven pareja que tratará de resistirse a la adicción a la tecnología. El padre de Tom, Lawrence (David Thewlis), es el inventor de “The Feed”, mientas su madre Meredith (Michelle Fairley) supervisa diariamente, como CEO de la compañía, todo su funcionamiento. Cuando repentinamente comienzan a producirse misteriosos y violentos acontecimientos entre sus usuarios, Tom hará todo lo posible para proteger a su esposa Kate y su pequeña hija de la retorcida creación de su padre. ‘The Feed’ cuenta una historia muy humana de supervivencia, familia y las medidas que cualquiera podría llegar a tomar para proteger lo que más quiere.

The Feed está producida por el Studio Lambert en asociación con all3media International, Liberty Global y Amazon Prime. La dirección ejecutiva de la serie es a cargo de Channing Powell, Susan Hogg y Sara Murray de Studio Labert. Entre los directores de ‘The Feed’ se encuentran Carl Tibbetts, Jill Robertson, Misha Manson Smith y Colin Teague. El guion de la serie está realizado por Powell, Tom Moran, Rachel De-Lahay y Michael Clarkson.

Crítica: ‘Un océano entre nosotros’

Sinopsis

Clic para mostrar

En 1968 el navegante aficionado Donald Crowhurst (Colin Firth) se impone un objetivo épico: ganar la Sunday Times Golden Globe Race dando la vuelta al mundo en su velero, en solitario y sin escalas. En tierra deja a su mujer Clare (Rachel Weisz), su mayor defensora, que como él se enfrenta en solitario a otra aventura: seguir adelante con sus hijos y sin el amor de su vida. Mientras Claire se mantiene firme en su hogar, Donald continua su carrera en alta mar a pesar de los múltiples obstáculos… pero su meta, hoy, continúa siendo un gran misterio…

Crítica

Un hombre atrapado en una eterna soledad. 

Cuando las mentiras y la eterna soledad se unen, crean monstruos en la mente del hombre, llevándole a la oscuridad y destruyendo toda su cordura. Esto es lo que debió pasarle a Donald Crowhurst, un navegante aficionado que decidió salir a la mar para competir en la Sunday Times Golden Globe Race, que consistía en dar la vuelta al mundo sin hacer ninguna parada en tierra.

James Marsh (‘La teoría del todo’) vuelve a traernos un biopic, después de mostrarnos la vida de Stephen Hawking. La vida de Donald Crowhurst, no estaba en su mejor momento y a la locura decidió poner toda su vida en una regata que él mismo sabía que no iba a ganar y de echo el decía todo el rato que solo tenía un 50% de posibilidades de acabar la carrera con vida.

La película puede parecernos lenta, si que es cierto que hasta pasada la primera media hora se hace un poco pesada, pero es necesaria, pues ves todo lo que se jugó por conseguir dinero para su familia y además por su propio orgullo, pues el veía que sus hijos tenían que tener una figura a la que seguir y si lograba terminar la regata sería un auténtico héroe.

La película está muy bien dirigida, nos va mostrando ambas partes, a Donald, cada vez más destrozado y a su familia, llena de esperanza y ganas de volver a ver a nuestro protagonista. Decir que el director ha podido contar con infinidad de materiales para hacer muy real la cinta. Los cuadernos de bitácora, vídeos que el propio Donald grabó mientras navegaba o fotografías.

Hace unos años ya se estrenó un documental sobre este hombre, en el que podemos ver parte de los vídeos, escuchar a este hombre que intentó por todos los medios hacer que daba la vuelta al mundo. La desesperación hace que los problemas mentales comiencen a aparecer y que las palabras y acciones fueran cada vez más raras y dejan ver que poco a poco va desequilibrándose. A la vez que se le ve cada vez más demacrado físicamente.

Colin Firth, está estupendo, adopta su manera de hablar, pausada y clara, sus gestos, su sonrisa, cuando se marcha, esa sonrisa nerviosa que no puede esconder. Me parece la elección acertada para este papel, aparte de que se le parece un poco, el actor ha logrado devolver a la vida a este hombre.

Su mujer en la ficción, Rachel Weisz, está maravillosa como siempre, su fortaleza, vemos como le cuesta apoyar a su marido en esta aventura y hasta el 31 de octubre de 1968, día en el que Donald zarpa, mantiene la esperanza de que su marido se de cuenta de que todo esto es una locura.

Si esperáis encontraros con una historia de superación, esta no es vuestra película, realmente es una cinta donde se muestra toda la debilidad del ser humano, de cómo nuestra cordura se marcha al estar en soledad y crear nuestros propios demonios, en este caso por culpa de las mentiras que el mismo estaba urdiendo. Merece mucho la pena su visionado y si podéis en su versión original, el trabajo de Colin Firth es estupendo. Además y si tenéis la oportunidad de poder acceder al documental sobre la vida de Donald Crowhurst, vedlo también, una vida triste pero que merece la pena conocer.

Ficha de la película

Estreno en España: 7 de septiembre de 2018. Título original: The Mercy. Duración: 101 min. País: Reino Unido. Dirección: James Marsh. Guión: Scott Z. Burns. Música: Jóhann Jóhannsson. Fotografía: Eric Gautier. Reparto principal: Colin Firth, Rachel Weisz, David Thewlis, Jonathan Bailey, Tim Downie, Finn Elliot, Laurence Spellman, Adrian Schiller, Oliver Maltman, Kit Connor. Producción: Blueprint Pictures, BBC Films. Distribución: Vértice 360. Género: Biopic, drama. Web oficial: http://www.vertice360.com/un-oceano-entre-nosotros-en-cines-el-7-de-septiembre/

Crítica: ‘Wonder Woman’

Sinopsis

Clic para mostrar

Antes de ser Wonder Woman, era Diana, la princesa de las amazonas, y fue entrenada para convertirse una guerrera invencible. Criada en una recóndita isla paradisíaca, cuando un piloto estadounidense se estrella en sus costas y le informa de un conflicto masivo que está arrasando el mundo exterior, Diana abandona su hogar, convencida de que puede poner fin a la amenaza. Luchando con los hombres en un guerra para acabar con todas la guerras, Diana descubrirá todos sus poderes… y su verdadero destino.

Crítica

Una gran película para una titánica heroína.

Está muy metida en la cultura popular la imagen de Wonder Woman (o la Mujer Maravilla) y ahora, tras ‘Batman V Superman’ se la está mostrando por todas partes. Es más, no podía estar más demandada una heroína como ella, en la gran pantalla me refiero, capaz de hacer frente en taquilla al Capitán América, Batman, Superman y demás superhéroes. Pues bien, esta versión de Patty Jenkins (‘Monster’) seguro que cumple esas expectativas.

El personaje si, la película tiene algunos peros. Aunque el resultado final puede suponer que la asociación DC/Warner remonte el vuelo, no he dejado de encontrar descuidos en el filme. El argumento es coherente y está bien desarrollado, pero tiene algunos cortes que dejan lagunas. Pero esa no es la pega más notable. Y es que tras una maravillosa puesta en situación con la mitología griega representada en un oleo en movimiento pasamos a la fase de descubrimiento. Comenzamos a conocer a la amazona y a vivir partes de su infancia y adolescencia. Posteriormente arranca el encuentro con el personaje de Chris Pine y lo que este propicia. A todo esto se le dedica una parte importante del filme, algo que se puede hacer pesado para aquellos que estén muy familiarizados con el personaje de DC y quieran verla de una vez por todas en acción. Pero su carácter y su poder no surge realmente hasta los últimos compases del filme. Al menos, gracias al ninguneo que hacen los personajes al objetivo de las amazonas, y de Woder Woman en concreto, se consigue sorprendernos. No sé si así lo ha pretendido Jenkins pero desde luego el efecto conmoción que consigue, está logrado.

Por supuesto que esta Wonder Woman llega para romper la supremacía falocentrista del cine de superhéroes pero no rompe los esquemas de este tipo de cine. Transmite un mensaje feminista, pero casi tiene más fuerza su pacifismo. Su irrupción en el mundo de los hombres posee mucha fuerza y carisma, su energía es arrolladora. Pese a eso son demasiadas las escenas en las que se la ridiculiza con motivo de su desconocimiento de nuestro mundo, restándola así empuje. Menos mal que no ha llegado al punto de ‘Los Visitantes’. Aún así, se agradece el toque de humor, aunque no sea precisamente el tono de los cómics. Realmente la verdadera lástima es que el personaje de Chris Pine le robe tanto protagonismo e incluso drama.

Al transcurrir en el pasado, durante la I Guerra Mundial (no en la segunda como en las viñetas), ya sabemos que la heroína no va a acabar con las guerras del mundo, que es su meta. Eso hace que tampoco nos podamos encariñar con los personajes para futuros pues sabemos que para la época en la que transcurren las próximas películas ya estarán viejos o muertos. Pero si hablamos de personajes llegamos al punto de tratar a los malos, que si dejan huella. Si uno de los problemas de este tipo de adaptaciones es conseguir un malo potable puedo decir que aquí no se da. En todo momento parece claro quién es el enemigo a batir, pero aún así se nos consigue sorprender y esto ocurre justo en el clímax de la película. No voy a destriparos quién es, pero seguro que os va a gustar su aparición e interpretación. Si puedo citaros a la española Elena Anaya, con máscara a lo ‘La piel que habito’, que tiene un buen papel basado en una villana surgida en el 42. Aunque finalmente su presencia sea menos poderosa de lo esperado la vais a ver en momentos clave de la película.

Ya sé que Gal Gadot hizo muchas escenas de acción y se preparó físicamente. Pero Los movimientos más acrobáticos están adornados con CGI o con dobles y hay escenas, sobre todo en Temiscira, en las que se nota mucho que no es su rostro el que vemos. Especialmente en el caso de Connie Nielsen o el resto de amazonas, principalmente cuando hacen cabriolas sobre sus caballos. Sin embargo el resto tiene un buen acabado y luce el mismo pulido que la obra de Snyder, en cuanto a grandiosidad visual y espectacularidad. Por cierto que el productor tiene un cameo bien escondido. Y no es el único gusto que se le da a Snyder pues también hay un claro guiño a ‘300’. Por cierto, que hablando de homenajes, me gustaría pensar que la escena de las gafas es una muestra de respeto hacia el ‘Superman’ de 1978.

Warner y DC pretenden agradar más que con sus anteriores films y puede que por eso se haya cambiado el estilo que se ha venido empleando, con menos oscuridad, más aventura y comedia. ‘Wonder Woman’ es muy independiente del DCEU (universo expandido de DC), solo el prólogo y el epílogo la enlazan al universo compartido de manera muy tímida a la par que elegante. Pese a ello posee toda la acción, emoción y grandes coreografías de sus predecesoras.

Se agradece que no se nos sature con el tema de Wonder Woman, con el famoso riff de guitarra. Que por cierto tarda en aparecer por que la épica tarda en llegar. Eso demuestra que la película quiere diferenciarse, que está preparada para marcar un antes y un después, además de allanar el camino para todo el elenco de la Liga de la Justicia o poner paños calientes a las críticas de las últimas dos películas.

Ficha de la película

Estreno en España: 23 de junio de 2017. Título original: Wonder Woman. Duración: 141 min. País: EE.UU. Dirección: Patty Jenkins. Guión: Allan Heinberg. Música: Rupert Gregson-Williams. Fotografía: Matthew Jensen. Reparto principal: Gal Gadot, Chris Pine, Connie Nielsen, Robin Wright, David Thewlis, Danny Huston, Elena Anaya, Ewen Bremner, Lucy Davis, Lisa Loven, Eugene Brave Rock, Saïd Taghmaoui. Producción: Warner Bros. Pictures, DC Entertainment. Distribución: Warner Bros. Pictures. Género: adaptación, ciencia ficción, acción. Web oficial: http://www.wonderwoman-pelicula.com/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Salir de la versión móvil