poster_yo_daniel_blake

Crítica: ‘Yo, Daniel Blake’


Sinopsis

Clic para mostrar.

Por primera vez en su vida, y víctima de problemas cardiacos, DANIEL BLAKE, carpintero inglés de 59 años, se ve obligado a acudir a las ayudas sociales. Sin embargo, a pesar de que el médico le ha prohibido trabajar, la administración le obliga a buscar un empleo si no desea recibir una sanción.

En el transcurso de sus citas al “JOB CENTER”, Daniel se cruza con KATIE, una madre soltera de dos niños que tuvo que aceptar un alojamiento a 450 km de su ciudad para evitar que la envíen a un hogar de acogida.

Prisioneros de la maraña de aberraciones administrativas actuales de Gran Bretaña, Daniel y Katie intentarán ayudarse mutuamente.

Crítica

Tan insultante y monótona como nuestro sistema actual.

poster_yo_daniel_blake‘Yo, Daniel Blake’ llega para recordarnos, no para mostrarnos, algo que ya sabíamos. Es ofensivo el modo en cómo nos trata nuestro sistema, convirtiendo a las personas en simples nudos de una red que las envuelve y aturulla con trámites cíclicos. Esta película protesta, insulta, a los responsables de esta situación, clamando por funcionarios más humanos y menos sistemáticos. Pero a la hora de plantear este asunto peca de ser excesivamente fiel a la realidad, causando una verdadera sensación de pesadez y rutina.

El filme tiene la virtud de hacérnoslo pasar mal, de reflejar que hay gente buena pasándolas canutas y que, además casi siempre, los buenos son los que lo pasan peor. Aquellos que conocemos la situación que plantea, que tenemos a alguien cercano que la sufre o que simplemente nos molestamos en informarnos en cómo está realmente la sociedad; podemos sentirnos identificados con los protagonistas. Empatizamos con el modo en el que crece poco a poco su desprotección, crispación y desesperación.

Que Ken Loach y Paul Laverty trabajen juntos no es ninguna novedad, son una pareja casi inseparable. Nos narran otro drama actual, un drama que es necesario denunciar, que ocurre también en nuestro país, pero que quizá hubiese necesitado otra técnica para ser contado. Loach ha optado por ir directamente a la raíz del problema, sin andarse con metáforas o excesivas pinceladas de humor. Casi cada escena es un acto de disconformidad en el que no hay opción al debate. Con este guión Laverty nos encandila menos que con trabajos recientes como ‘El olivo’. A ‘Yo, Daniel Blake’ le falta fuerza e intensidad.

El reparto contribuye con su modesto trabajo a retratar a la comunidad del Reino Unido. Los que mejor han entendido estas intenciones son principalmente Dave Johns, que encarna al protagonista, u otros actores como Hayley Squires o Sharon Percy que representan otros eslabones de esa cadena oxidada que lucha por amarrar los disputados benefits.

Ficha de la película

Estreno en España: 28 de octubre de 2016. Título original: I, Daniel Blake. Duración: 100 min. País: Reino Unido. Director: Ken Loach. Guión: Paul Laverty. Música: George Fenton. Fotografía: Robbie Ryan. Reparto principal: Hayley Squires, Dave Johns, Dylan McKiernan, Briana Shann, Kate Rutter, Sharon Percy, Kema Sikazwe. Producción: BBC, BFI, Sixteen Films. Distribución: Caramel Films. Género: drama. Web oficial: https://www.facebook.com/IDanielBlake/

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y comiéndose las de otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *