compulsion Ángel González

Entrevista a Ángel González por ‘Compulsión’


«La película cuenta la historia de alguien que está muy en contacto con su “conciencia reptiliana»».

El madrileño Ángel González ha dirigido el proyecto que ha dado como fruto el filme ‘Compulsión’, protagonizado por Marina Esteve, Paco Manzanedo y Susana Abaitua. Una obra que fue presentada en la sección Noves Visions Plus de la pasada edición del Festival de Sitges y cuya crítica podéis leer aquí. Como podéis imaginar nosotros hemos visto este largometraje de 75 minutos y hemos querido hablar con él.

¿De dónde salió la idea del impulso que tiene el protagonista de la cinta, de mostrar y no contar el  porqué hace lo que hace?

Según la teoría de la evolución todos descendemos de un mismo pez que un día salió del mar primigenio y empezó a reptar por ahí mientras evolucionaba e iba dando lugar a otras especies. Nos movemos por estímulos sensoriales  de forma constante pero somos incapaces de reconocer la supremacía de los instintos sobre la razón y la emoción.  La idea del impulso compulsivo hace referencia a la “conciencia reptiliana” latente en todos nosotros.  La película cuenta la historia de alguien que está muy en contacto con su “conciencia reptiliana” y que  asume plenamente.  El personaje,  alguien sin conciencia ni sentimiento de culpa a quien lo único que le interesa es experimentar todas las  sensaciones que pueda. Para él  los conceptos de  “lo bueno y lo malo”  no existen y que  son solo una invención humana. Es alguien que abraza el frio y la noche.

CompulsiónYo soy de los que cree que aquel que hace una película no tiene nada que decir, sino que mostrar. Nuestra tradición de cine (desde la instauración del cine sonoro)  se basa más en la palabra que en la acción. Pero el cine en un medio de expresión  eminentemente visual  (o  debería serlo). El cine basado más en acciones que en diálogos posee una fisicidad y un poder hipnótico que le hace parecer  más auténtico e intenso.  Me interesa filmar las acciones de los personajes con la atención suficiente como para insuflarles vida y como consecuencia de esto gran parte de su personalidad queda oculta, eso me resulta muy interesante.

Al no contarlo todo  el espectador se ve obligado a participar y a implicarse, añadiendo sus pensamientos para completar la unidad de la película. La idea no era meterme dentro de la mente del asesino  ni analizar su psicología ni  sus motivaciones, sino que me interesaba más centrarme en el personaje de la chica que descubre que su novio en realidad no es quien ella creía que era.

Esta es una película que va al grano, que no se entretiene en conversaciones si no que se centra más en la acción, ¿verdad?

Si así es. Como comentaba antes  no me interesa el cine con pretensiones literarias y  me siento más atraído por el cine basado en acciones que por el guiado por el diálogo.

Por otro lado, esta es una película rodada en 10 jornadas y con micro presupuesto. Cuando buscábamos una historia que poder rodar con estos escasos recursos de los que disponíamos  nos topamos con esta premisa que nos interesaba narrativamente y  que encajaba en nuestros requerimientos de producción.  Necesitábamos una propuesta lo más directa posible, algo “directo al grano” como dices.  Siempre he visto el argumento de esta película casi como si fuese un cuento de hadas. Creo que el cine está mucho más emparentado con el cuento que con el teatro o la novela.

‘Compulsión’ tiene cortes muy abruptos, con mucho fundido a negro. ¿Qué pretendíais con ellos?

Son decisiones técnicas  y cada uno de ellos tiene una función en concreto. Pero en general es una forma de controlar el ritmo de la película, el aspecto formal más fundamental.

Sobre lo que le pasa a Ester. ¿A veces es mejor no descubrir la verdad?

Esther es un personaje que cuando descubre que en su vida hay un fraude oculto  del que ella es la víctima principal decide tomar cartas en el asunto. Guiada por el deseo de vivir una vida sin mentiras está decida a desenmascarar las infidelidades de su novio. Pero la realidad que descubre va mucho más allá.

Uno de los temas principales de la película es; el precio que se paga por descubrir la verdad .  Me resulta interesante la doble naturaleza de “la verdad”;  ya que al ser revelada puede resultar liberadora pero también puede  tener un componente destructivo (si somos incapaces de manejarla o aceptarla).  Existen varios refranes y frases hechas que giran en torno a este concepto;  “ la curiosidad mató al gato” o “ la ignorancia es (o da) la felicidad”.

¿Creéis que hay comportamientos, como estos impulsos, que se heredan?

Como comentábamos  existen personas más en contacto con su “conciencia reptiliana” que otras y me parece que eso es una inclinación natural y no consciente de la propia persona en cuestión. Quizá esto tenga que ver más con cuestiones de herencia genética que con otros aspectos.

Esta parece una apuesta firme por el thriller. ¿Quieres lanzarte en este género en tu carrera?

Si, desde luego es una apuesta muy firme por el thriller. Junto con José Pastor  hemos fundado SHOCK FILM FACTORY una empresa que tiene como objetivo la producción de proyectos de género;  thriller, terror, ciencia ficción, acción… Nos encanta el género y queremos desarrollar nuestra futura carrera en este marco.  Ya estamos financiando  nuestro nuevo proyecto, una película donde un grupo de personajes tienen que lidiar con una amenaza sobrenatural. Rodada en España y con versión original en inglés.

Encantado de hacer esta entrevista  agradecido de la oportunidad que nos dais de poder hablar de la película. Muchas gracias y hasta siempre.

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y comiéndose las de otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.