Eurovisión

Crítica: ‘Festival de la Canción de Eurovisión: La historia de Fire Saga’


Sinopsis

Clic para mostrar

Lars (Will Ferrell) y Sigrit (Rachel McAdams) son dos músicos islandeses en ciernes que reciben una oportunidad única en la vida: representar a su país en la mayor competición musical del mundo. Ahora, tendrán la oportunidad de demostrar que un sueño auténtico es aquel por el que vale la pena luchar.

Crítica

La concordia de Eurovisión bajo la ridícula mirada de Ferrell

Eurovisión Este 2020 no hemos tenido Eurovisión en todo su esplendor y apogeo pero Netflix ha estrenado una película que te deja como si se hubiese celebrado una gala con todas las de la ley. Y precisamente con un temazo apoteósico y hortera, como suele ser costumbre en el festival de la canción, comienza la película. Will Ferrell y Rachel McAdams forman Fire Saga, un grupo islandés que tiene más pasión que ninguno por ganar ese tradicional concurso, pero que parte con la oposición hasta de su propio pueblecillo.

Para aquellos ajenos a la Unión Europea que no estén familiarizados con Eurovisión la película puede ser todo un descubrimiento. Nosotros hemos visto ya tantas sorpresas en este certamen que muchas de las ocurrencias no nos parecen tan alocadas. Pero el filme de David Dobkin (autor de bastantes videoclips de Maroon 5) capta muy bien la esencia y lo que vemos se asemeja a una retransmisión real de una ceremonia. Diversidad, amor pasteloso, voces potentes, trajes extravagantes, presentadores jubilosos (uno de ellos interpretado por Jon Kortajarena)… Todo eso es Eurovisión. Gradas llenas de caras pintadas con banderas apoteósicas por escuchar canciones y aplaudir la de países que no es el suyo, el sueño de la concordia europea enlatada en un pabellón (el del filme en concreto es el de la gala de Tel Aviv).

El personaje de Will Ferrell es el que más vive todo este fenómeno y como es habitual en sus películas lo ejecuta con mucha parodia y falta de rubor. No tiene un personaje tan absurdo como el de otra de sus películas “musicales” y en pareja (‘Hermanos por pelotas’) pero sigue en su línea de hacer el ridículo mientras a su alrededor si suceden cosas a tener algo más en cuenta. Rachel McAdams llena el escenario y también nuestra caja torácica de carcajadas con su personaje tierno y crédulo que siempre está pensando en los elfos de Islandia.

Aunque no lo parezca la otra gran estrella que además trae la seducción a Eurovisión no es Pierce Brosnan (famoso entre otras por ‘Mamma Mia!’ con canciones de ABBA), es Dan Stevens. A lo Philipp Kirkorov tiene un personaje estereotipadamente cautivador, una estrella en ciernes que representa a los rusos adinerados y también de sexualidad reprimida por su sociedad. Con él y con algún que otro detalle la película lanza más de un mensaje. Primar la calidad musical o esquivar tanta corrección política.

Eurovisión Podemos encontrar algún que otro fallo que llama la atención si tenemos en cuenta que en la producción del filme hay involucrados algunos responsables de Eurovisión. No puede haber más de seis personas en una puesta en escena y España por ejemplo siempre pasa directo a la final por estar dentro del Big Five y en el filme aparece compitiendo en las semifinales. Pequeños detalles que como he dicho solo apreciarán los mayores fanáticos de este espectáculo.

Pero sobre todo consiste en una comedia llena de parodias y cameos. Se parodia por ejemplo a Lordi o a los ucranianos que sacaron una gigantesca rueda de hámster. Tenemos apariciones de muchos ganadores del festival como sucede en esa especie de sing along o flashmob en el que aparecen Jessy Matador, Elina Nechayeva, Netta, Roi, Salvador Sobral, John Lundvik, Alexander Rybak, Conchita Wurst, Loreen… Sin olvidar que está presente ABBA desde el principio.

Lo cierto es que Will Ferrell podría haber protagonizado una aventura tan sinvergüenza y alocada como la que llevó a cabo David Fernández con su Rodolfo Chikilicuatre, le pega ese tipo de majaderías y experimentos. Además tanto él como Rachel McAdams aportan su voz, aunque en el caso de la actriz son solo unas notas iniciales. El filme va más por la vertiente de lo patético, comienza fuerte y tiene más de un altibajo que se levanta con momentos musicales y detalles que son para aquellos que han sido seguidores de Eurovisión, sobre todo en los últimos años. Una cosa queda clara, el primer tema “Volcano Man”, podría arrasar en cualquier edición y seguro que va a sonar en más de un local este verano.

Ficha de la película

Estreno en España: 26 de junio de 2020. Título original: Eurovision Song Contest: The Story of Fire Saga. Duración: 123 min. País: EE.UU. Dirección: David Dobkin. Guion: Will Ferrell, Andrew Steele. Música: Atli Örvarsson. Fotografía: Danny Cohen. Reparto principal: Will Ferrell, Rachel McAdams, Pierce Brosnan, Dan Stevens, Mikael Persbrandt, Ólafur Darri Ólafsson,  Melissanthi Mahut, Demi Lovato. Producción: Netflix, European Broadcasting Union, Gary Sanchez Productions, Gloria Sanchez Productions, Truenorth Productions. Distribución: Netflix. Género: comedia, música. Web oficial: https://www.netflix.com/es/title/80244088

¿Nos compartes la publicación? ¡Gracias!

Acerca de Francisco J. Tejeda White

De origen irlandés y criado en tierras vetonas, este ingeniero curiosamente nació en Bloomsday. Pegado desde pequeño a una televisión y a cientos de páginas, ahora gasta su tiempo montándose películas y disfrutando las de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.